Por ser regañada, empleada echa detergente al café de su jefa en venganza

Por ser regañada, empleada echa detergente al café de su jefa en venganza

Una empleada de limpieza vertió detergente en el café de su supervisor en venganza por haber sido regañaba en el trabajo por estar platicando con compañeros

| 23/09/2020 | ionicons-v5-c10:00 | Luz Camacho |

LONDRES.- Una empleada de limpieza de una estación de tren que le echó detergente en el café de su supervisora en "venganza" por hacer sido regañada delante de sus compañeros ha sido encarcelada durante 10 meses, en Londres.

Aurora Iacomi, de 32 años, vertió el líquido limpiador en el frasco del café de Angelina Raychinova en una sala de la estación de tren Fenchurch Street el 22 de abril.

La víctima sintió inmediatamente una sensación de ardor en la boca cuando tomó un sorbo y escupió el café contaminado. La mujer dijo que 'olió el líquido limpiador' que se usaba para quitar el chicle de los pisos.

Un tribunal escuchó cómo la empleada trató de justificar sus acciones como una "broma" destinada a molestar a su víctima, que la había dejado sintiéndose "menospreciada y humillada" luego de ser regañada delante de sus compañeros.

Pero al dictar sentencia, el juez Benedict Kelleher dijo que estaba "claro" que Iacomi se sentía "tratada injustamente" por su víctima y "quería venganza".

Dijo que las acciones de Iacomi fueron "premeditadas" y tenían la intención de causar "algún daño" debido a un "rencor" que ella tenía a su supervisora debido a los procedimientos disciplinarios y la forma en que le había hablado.

Iacomi fue sentenciada a 10 meses por el cargo de administrar una sustancia nociva con la intención de herir, agravar o molestar.

La mujer, que no tiene condenas previas, se había declarado culpable del cargo en una audiencia anterior en el Tribunal de la Corona de Woolwich el 22 de mayo.

El fiscal Philip Allman dijo al tribunal que Raychinova había dicho a la policía que tenía una "historia de tensión relacionada con el trabajo" con Iacomi, a quien había sido objeto de una audiencia disciplinaria interna en su empresa.

Por su parte la defensa dijo al tribunal que su cliente había actuado "por impulso" y que "no fue un incidente premeditado". Ella dijo: 'Esto fue una broma. ¿Desconsiderado? Sí. ¿Temerario? Sí. ¿Estúpido? Sí. Y ha pagado un precio muy alto por esa estupidez".

La abogada dijo que Iacomi quería "disculparse con la víctima" y que ella "no tenía la intención de causarle ningún daño".

Durante la audiencia se dio a conocer que el líquido de limpieza se llama Graffi Green el cual sirve para quitar graffiti pero que "no es tóxico" y es "una sustancia a base de alcohol, no ácido" que se describe como "un irritante leve".

Por su parte los fiscales optaron por no presentar cargos por administrar veneno o una sustancia nociva para poner en peligro la vida o causar daños corporales graves y aceptaron la declaración de no culpabilidad que presentó hoy.

 

 

comentarios


Ver Más de Sin Palabras