La demanda de chips por la pandemia aumenta un 21 % los beneficios de Samsung

La demanda de chips por la pandemia aumenta un 21 % los beneficios de Samsung
Foto: EFE

La firme demanda de semiconductores a raíz de los encierros motivados por la pandemia incrementó en 2020 el beneficio neto de Samsung Electronics en un 21,48 %

| 28/01/2021 | ionicons-v5-c01:45 | - EFE |

La firme demanda de semiconductores a raíz de los encierros motivados por la pandemia incrementó en 2020 el beneficio neto de Samsung Electronics en un 21,48 %, según informó este jueves el gigante tecnológico surcoreano.

La empresa con sede en Suwon (al sur de Seúl) ganó 26,4 billones de wones (unos 19.603 millones de euros/23.715 millones de dólares) a lo largo del año frente a los 21,74 billones (16.130 millones de euros/19.502 millones de dólares) de 2019.

Su ganancia operativa aumentó a su vez un 29,6 % hasta los 35,99 billones de wones (26.731 millones de euros/32.337 millones de dólares) y su facturación se incrementó un 2,78 % hasta suponer 236,81 billones de wones (175.935 millones de euros/212.797 millones de dólares).

Su principal rama de negocio, la de los semiconductores, se vio beneficiada este año gracias al incremento de la demanda relacionada con, por ejemplo, los centros de datos, después de que parte importante del globo tuviera que quedarse en casa, impulsando así el teletrabajo y el sector de los servicios en remoto.

A su vez, su rama de electrónica de consumo y telefonía se vieron favorecidas en julio-septiembre por una recuperación aguda de la demanda una vez terminaron los encierros.

PERSISTENTE DEMANDA DE CHIPS EN EL CUARTO TRIMESTRE

En el cuarto trimestre del año, y pese al abaratamiento del dólar, la empresa logró un beneficio neto de 6,6 billones de wones (4.896 millones de euros/5.920 millones de dólares), un 26,4 % interanual más, ante la persistente fortaleza de la demanda de chips.

El beneficio operativo aumentó a su vez un 26,39 % hasta los 9,05 billones de wones (6.716 millones de euros/8.121 millones de dólares) apoyado en unos ingresos por venta de 61,55 billones de wones (45.679 millones de euros/55.235 millones de dólares), lo que implica un 2,78 % más.

Las cifras, en línea con la previsión de resultados que la empresa surcoreana publicó a principios de este mes, indican no obstante un retroceso con respecto a los resultados del tercer trimestre.

Este recorte de beneficios viene dado, entre otros motivos, por un incremento en los costes de comercialización y una caída en las ventas de productos de electrónica de consumo aparentemente motivada por el empeoramiento de la pandemia en Europa en los dos últimos meses del año, según explicó Sasmsung en un comunicado.

FORTALEZA DEL WON SURCOREANO

Pero ante todo, al principal conglomerado surcoreano le afectó el fortalecimiento del won frente al dólar, el euro y otras divisas.

Esto ha dado como resultado "un impacto negativo equivalente a alrededor de 1,4 billones (1.037 millones de euros/1.254 millones de dólares) en comparación con el trimestre anterior, principalmente en los negocios de semiconductores y pantallas", explicó la empresa.

De hecho y "pese a la sólida demanda para productos móviles y centros de datos", la compañía espera un debilitamiento de su rama de chips para este primer trimestre debido a esta fortaleza de la divisa surcoreana y a costes derivados de sus nuevas líneas de producción.

Insistió en la existencia de "incertidumbres derivadas del mercado de divisas y riesgos geopolíticos", en referencia a las dudas que sigue planteando la pandemia de COVID-19 y el ritmo de recuperación ligado a las campañas de vacunación.

EL LÍDER DE SAMSUNG, EN PRISIÓN

A esto se une el hecho de que el líder de facto de Samsung, Lee Jae-yong, retornó a prisión el pasado 18 de enero por su rol en la trama de corrupción que tumbó a la expresidenta surcoreana Park Geun-hye en 2017.

Lee, que está siendo juzgado también en otra instancia por supuesto fraude contable y manipulación de precios de activos bursátiles durante la polémica fusión de dos compañías del grupo Samsung en 2015 que buscaba cimentar su liderazgo sobre el conglomerado, podría estar en prisión hasta julio de 2022.

Esto, creen los analistas, podría influir negativamente en los planes estratégicos de inversión a largo plazo de Samsung, sobre todo ahora que las visitas a las prisiones surcoreanas están altamente limitadas debido a la COVID-19.

DIVIDENDO RÉCORD

Por otra parte, la empresa anunció hoy que pagará a los accionistas en abril un dividendo récord de 13,12 billones de wones (9.720 millones de euros/11.757 millones de dólares) por el ejercicio 2020.

También anunció la creación de un nuevo programa de retornos para los inversores de aquí a 2023 que destinará al menos 9,8 billones de wones (7.252 millones de euros/8.774 millones de dólares) de manera anual a los paquetes de dividendos.

Estas decisiones responden, según los expertos, a la necesidad de contentar al accionariado tras los escándalos judiciales de Lee Jae-yong durante el proceso para heredar el control del grupo de manos de su padre, el expresidente de Samsung Lee Kun-hee, fallecido el año pasado después de haber quedado totalmente incapacitado por un infarto en 2014

comentarios