¿Qué es la demencia vascular? Síndrome que tenía Polo Polo

El popular comediante mexicano Polo Polo, quien murió este lunes 23 de enero de causas naturales, durante años padeció de demencia vascular

La familia de Leopoldo Roberto García Peláez Benítez, mejor conocido como ‘Polo Polo’, confirmó que el comediante falleció este lunes 23 de enero en su casa.

Aunque se dio a conocer que el cómico murió de causas naturales, en una entrevista reciente se pudo saber que durante años padeció de demencia vascular.


¿Qué es la demencia vascular?

La demencia vascular es causada por diversas afecciones, como un accidente cerebrovascular, que interrumpen el flujo sanguíneo al cerebro. Esto origina problemas con la memoria, el pensamiento y la conducta, de acuerdo al portal Alzheimers.

Este síndrome neurológico común es el segundo diagnóstico de demencia más frecuente después de la enfermedad de Alzheimer y puede desarrollarse sola o junto con otra forma de demencia.

TE PUEDE INTERESAR: Confirman la muerte del comediante Polo Polo a los 78 años

El riesgo de desarrollar demencia vascular después de un accidente cerebrovascular depende del tamaño y la cantidad de estos que haya tenido la persona y de las regiones del cerebro afectadas. La demencia también puede ser el resultado de otras afecciones que impiden el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno al cerebro, como el estrechamiento de las arterias.


Los factores de riesgo que pueden pueden aumentar el riesgo de demencia vascular son la presión arterial alta, los problemas con el ritmo cardíaco, la diabetes, el colesterol alto, tabaquismo y obesidad. Si estos son controlados, el paciente puede reducir su probabilidad de desarrollar deterioro cognitivo y demencia.

¿Cuales son los síntomas de la demencia vascular?

Los síntomas de la demencia vascular pueden aparecer de repente, progresan lentamente y varían, según la parte del cerebro donde disminuye el flujo sanguíneo.

Además de que suelen coincidir con los de otros tipos de demencia, en especial con la demencia de la enfermedad de Alzheimer. Pero a diferencia de la enfermedad de Alzheimer, los síntomas más importantes de la demencia vascular tienden a implicar la velocidad del pensamiento y la resolución de problemas en lugar de la pérdida de memoria.

De acuerdo a Mayo Clinic, entre los signos y síntomas de la demencia vascular se encuentran:

- Tener dificultad para realizar tareas que antes eran fáciles, como pagar facturas.
- Tener problemas para seguir instrucciones o aprender información o rutinas nuevas.
- Olvidarse de eventos actuales o pasados.
- Extraviar artículos.
- Perderse en rutas familiares.
- Tener problemas con el lenguaje, como no encontrar la palabra correcta o usar una palabra incorrecta.
- Sufrir cambios en los patrones de sueño.
- Tener dificultad para leer y escribir.
- Perder interés en las cosas o las personas.
- Mostrar cambios en la personalidad, la conducta y el estado de ánimo, como depresión, agitación y enojo.
- Tener alucinaciones o delirios (creer que algo es real cuando no lo es).
- Mostrar falta de juicio y pérdida de la capacidad para percibir peligros.

Tratamiento para la demencia vascular


Actualmente no hay ningún tratamiento que pueda curar la demencia vascular o revertir su evolución progresiva, de acuerdo a la OMS. El tratamiento para la demencia se centra en prevenir futuros accidentes cerebrovasculares.

Los medicamentos para prevenirlos, como los anticoagulantes, pueden ayudar a disminuir el riesgo de ocasionar más daños al cerebro. Los medicamentos que ayudan a tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer podrían beneficiar a las personas con demencia vascular temprana.

Según la situación individual, es posible que el médico recete al paciente medicamentos para lo siguiente:

- Reducir la presión arterial.
- Reducir el nivel de colesterol.
- Prevenir la coagulación de la sangre y mantener las arterias despejadas.
- Ayudar a controlar el nivel de azúcar en sangre si tienes diabetes.