Caso Baldwin: Investigan a trabajadores y revelan anomalías

Se informó que durante el rodaje de la cinta ya se habían registrado al menos tres fallos en la pistola de utilería.

  • Por: Brenda González
  • octubre, 23, 2021 20:15

Hannah Gutierrez-Reed, de 24 años de edad, es la principal investigada luego de que el actor Alec Baldwin asesinara accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins.

Hannah era la jefa de armas en la película "Rust"", sin embargo, se reveló que semanas antes ella misma admitió no sentirse segura de estar preparada para el puesto.

"Estuve a punto de no aceptar el trabajo porque no estaba segura de estar preparada, pero al hacerlo, todo fue muy bien", había declarado Gutierrez-Reed en una entrevista en el podcast Voces del Oest el mes pasado.

Gutierrez-Redd también admitió que cargar balas de fogueo en un arma era a lo que más le temía, incluso tenía que pedirle ayuda a su padre, el armero Thell Reed, para superar su miedo.

De acuerdo con la investigación, Hannah colocó tres pistolas fuera del lugar de rodaje, y el asistente de dirección, Dave Halls, tomó una de las armas y se la entregó a Baldwin, sin saber que estaba cargada.

La armadora ha trabajado como videógrafa en medios de comunicación y como directora de documentales.

Participó como armadora en la película Yellowstone, pero dejó de laborar ahí antes de que comenzara el rodaje de "Rust".

Por otra parte, el asistente Dave Halls, trabajó en The Crow: Salvation, la secuela de la película en la que el hijo de Bruce Lee, Brandon Lee, también murió en un accidente con un arma de utilería cargada con balas reales.

Denunciaron irregularidades

El diario Los Angeles Times informó que durante el rodaje de la cinta ya se habían registrado al menos tres fallos en la pistola de utilería.

Se dice que fueron alrededor de media docena de trabajadores sindicalizados quienes se retiraron el rodaje debido a las malas condiciones: largas jornadas de trabajo, desplazamientos de grandes distancias para alojarse y falta de pago.

Un operador de cámara había enviado un mensaje a un director de producción comentando que: "Ya han ocurrido tres descargas accidentales. Esto es super inseguro".

"Deberían haber hecho una investigación y no hubo ni reuniones de seguridad. No había garantías de que no volvería a suceder. Todo lo que querían hacer era apresurarse, apresurarse, apresurarse".

Luego del lamentable hecho, Rust Movie Productions señaló que no tenían conocimiento de alguna queja, sin embargo, ya están realizando una investigación interna.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7