Te encuentras en:
>
Hueconomía
Economía

Oro vs Dow

Viernes 14 de Agosto 2015

Guillermo Fárber

Me dice un paisano wallstreetiano: “Los recomendadores del oro a costa de todo lo demás le hacen un desfavor grande a sus lectores.  Además de hacerlos enojar, los hacen perder dinero.”

A ver, veamos. Ya se que hay muchas acciones que superaron el desempeño del oro en esta última década; pero son muchas más las que se quedaron por debajo. De modo que lo mejor sería comparar mercado del oro entero vs el mercado entero bursátil de NY. Tomemos el atajo más simple (incluso un poco simplista, lo acepto): el oro contra el Dow (el indicador más usado de la Bolsa de Nueva York).

Las cifras de los últimos diez años son contundentes. Julio de 2005 a julio de 2015). DOW: de 12,607 a 17,731 puntos. Ganancia 41%. ORO: de $528 a $1,097. Ganancia 100%. O sea que la recomendación a los inversionistas de comprar oro, en vez de acciones, es un favor, no un “desfavor”.

Para ser justos, habría que añadir al Dow el renglón de dividendos, pero eso complicaría mucho el cálculo y es diferente en cada caso y momento. En todo caso habría que diseñar algún algoritmo pertinente, pero dudo mucho que ese factor compensara por la enorme diferencia de 59% de rentabilidad entre ambos destinos de inversión (con dos enormes ventajas adicionales: uno, el oro es depósito de valor, cosa que ningún tipo de papel financiero puede presumir; y dos, todos los papelitos financieros son IOUs, es decir, son vales de deuda que alguien promete pagarte, en tanto que el oro no tiene a nadie del otro lado que podrá o no, querrá o no, pagarte; el oro es valor en sí mismo, independiente).

Estos montos se dan en dólares, aunque la cosa es al revés: el oro se cotiza según cuántos dólares puede adquirir por onza, no viceversa. La constante es el oro; la variable, el dólar. Eso dicta la historia de miles de años, pero los especuladores actuales prefieren poner las cosas de cabeza.

Además, la ganancia del oro (o más bien, la preservación de su poder de compra) es limpiecita, sin riesgo especulativo, sin comisiones, sin sobresaltos, sin impuestos.

Rigging desatado
El mercado bursátil ha sido artificialmente “estimulado” por montos descomunales de QE y tasas inéditas de ZIRP (cantidades bestiales de emisión de “dinero” y tasas ridículamente bajas). Mientras que el precio del oro ha sido brutal y sistemáticamente reprimido por masivas ventas en corto en papel, rumores falsos de tenencias no auditadas de metal físico, y otros mecanismos de manipulación.

A pesar de todo eso, el oro ha sido mucho más rentable en este periodo que el mercado bursátil (más del doble). Y esto en el corto plazo. A mediano y largo plazos, la comparación es mucho más contundente: el oro sigue valiendo igualito que hace por lo menos 3.5 miles de años, mientras son incontables las monedas fíat que han nacido y desaparecido en ese tiempo (todas ellas, de hecho, TODAS, sin excepción alguna). Y los mercados bursátiles como el reflejado por el DOW, no son sino una de las manifestaciones del dinero fíat. Por algo decía John P Morgan, el financiero más famoso del último siglo: “El oro es dinero; todo lo demás es crédito.”

Como decimos los matemáticos neófitos : Lo Que Queríamos Demostrar.

¿Y qué sería sin muletas?
De no ser por las inyecciones brutales de QE y ZIRP, ¿dónde estaría hoy el Dow? Se desplomó de 16,000 a 8,000 puntos de octubre de 2007 a febrero de 2009 (menos 50%). ¿Habría continuado su caída? No se puede saber, pero lo más probable es que, cuando mucho, se habría estancado. En todo caso, es seguro que no habría dado ese salto de estos últimos 6 años (mero dead cat bounce, rebote de un gato muerto, para algunos analistas que no se van con el cuento de la “recuperación” inexistente). En ese mismo periodo de 16 meses el oro pasó de $861 a $1,071 (más 24%).

Según mis fuentes catastrofistas (que cada vez son más numerosas y más catastrofistas), esa salvaje disparidad es la que volverá a darse, con esteroides, en cuanto la FED ya no quiera o no pueda sostener los alucinantes flujos de QE o mantener las tasas absurdas de ZIRP. La FED amenaza continuamente con subir la tasa de interés, pero la triste verdad es que, aunque debió hacerlo hace ya mucho tiempo (aun aceptando el dogma keynesiano de que el mercado no debe ser realmente libre, y que sean los juegos de oferta y demanda quienes busquen el equilibrio por sí solas, en vez de manipularlo desde el Olimpo para beneficio exclusivo de los manipuladores) no podrá hacerlo nunca, porque en el instante en que lo intentara siquiera tímidamente, causaría el colapso total de la economía global.

¿O sea? Apriétate el cinturón; seguimos adentrándonos en terreno inédito.
Termino con una frase del hombre más responsable del caos monetario actual, Alan Greenspan, quien desde sus 18 años a la cabeza de la FED, creó o consolidó los pilares principales del castillo de naipes global malamente denominado Sistema Monetario Global:

“El oro es un buen lugar para poner tu dinero en estos días, debido a su valor como currency al margen de las políticas aplicadas por los gobiernos.”

Tus comentarios: gfarberb@gmail.com
Mis comentarios:  farberismos.com.mx/web/

Otras editoriales