OpenA
Te encuentras en:
>
Primer Plano
Cultura

La triada joven del terror estadunidense

Martes 07 de Enero 2020

Roberto Uriel

Luego de varias generaciones de cineastas en Estados Unidos que legaron al cine de terror icónicas películas, hay en este momento tres hombres jóvenes que están revolucionado al género en ese país: Jordan Peele, Aris Aster y Robert Eggers.

Ya habían debutado en años recientes con gran éxito. Y durante 2019 coincidieron en lanzar sus segundos largometrajes. Peele con "Nosotros", Aster con "Midsommar", y Eggers con "El Faro", estrenada en México este 1 de enero de 2020.

Hablemos de este último trabajo. Luego de cosechar críticas positivas en todo el mundo en 2016 con "La Bruja", el originario de New Hampshire regresa y retoma la mayoría de sus motivos artísticos. Esto da pie a un estilo cinematográfico muy definido, palpable, al igual que los otros dos directores antes citados.

En "El Faro", de entrada, la fotografía envolvente se apodera de la audiencia. La obsesión del cineasta por los primeros planos y los encuadres perfectos se vuelve a manifestar, ahora en un formato 4.3 en blanco y negro, a cargo de Jarin Blaschke.

Presenta a Thomas Wake (Willem Dafoe), un viejo encargado de un faro en una isla remota de de Nueva Inglaterra en la década de 1890, cuyo anterior ayudante dejó el trabajo. Ahora, el reemplazo de éste, el joven Ephraim Winslow (Robert Pattinson) ha llegado y deberán convivir durante cuatro semanas antes de que llegue el relevo. Pero los conflictos de jerarquías y de convivencia humana comienzan a aparecer. En esta cinta, el guión fue creado por Robert en conjunto con su hermano Max.

Se trata de una historia que evoca a los relatos de Édgar Allan Poe, combinada con elementos de la mitología clásica. Las sirenas y los seres del mar aparecen para enloquecer a los protagonistas. Las referencias a Dédalo e Ícaro, o a Prometeo, son evidentes.

El sonido y la música complementan el ambiente místico, sombrío e inquietante. La estética visual y sonora recuerdan al trabajo de Andrei Tarkovski, de Bela Tarr con "El caballo de Turín", o Carl Theodor Dreyer con "La palabra". Las texturas sobresalen de la pantalla.

La historia es de esas que están hechas para que dos talentos de la actuación se luzcan en duelo interpretativo. El marco de ello es una puesta en escena mística, inquietante, alucinante. La motivación de los personajes es la luz, como lo es, y demuestra, Eggers en este su brillante regreso.

Si bien, en la pasada entrega de los Globos de Oro la película fue ignorada, al igual que "La Bruja", queda para el disfrute cinéfilo. Y merece destacar que los tres cineastas antes mencionados tienen un futuro prometedor, pues son fieles a sus estilos, temáticas y al género, hasta el momento.

En el caso de Jordan Peele (originario de Nueva York), quien sí tuvo reconocimiento en los Óscar con su ópera prima "Huye", pues se llevó el premio a mejor guión original, en 2019 regresó con "Nosotros", una inquietante, trepidante historia que bien puede funcionar como una crítica social sobre las clases sociales vulneradas, y los aspectos terribles que esa marginación puede generar.

Por la parte de Ari Aster (también neoyorkino), éste cosechó amplio éxito con "Hereditary", creando alegorías a la típica familia americana y a las casas de muñecas como escenario trasladado a la escala real. Una película que nos mostró cómo dar la vuelta a lo que ya estaba escrito y realizado sobre terror sobrenatural.

Además abordó el tema de las sectas, algo que se vería ahora con su nueva película, "Midsommar", en la que también parte de la familia para luego dar paso a las agrupaciones y cómo estas en determinado momento pudieran llegar a suplir diversas ausencias.

Pero lleva las cosas al horror, para presentar prácticas y tradiciones de la colectividad que apuntan a lo extremo, confrontando a los seres humanos con sus escrúpulos.

Y aunque Aster tampoco ha sido contemplado en las entregas de premios que se han realizado hasta el momento, la crítica le da el lugar que se merece, así como a Eggers y a Peele, con su cine de autor que marca la diferencia en el mar de propuestas del género de terror-horror. Gran regreso de los tres directores, y ya esperamos más de su trabajo.

Otras editoriales