OpenA
Te encuentras en:
>
Primer Plano
Roberto Uriel

"Blade Runner", noviembre 2019

Martes 26 de Noviembre 2019

Roberto Uriel

El futuro nos alcanzó. Noviembre de 2019 está aquí, casi a punto de finalizar. Quizá parecido, quizá no, al noviembre de "Blade Runner", el mes en el que está ambientada la obra de Ridley Scott. Este año cumple 37 de su estreno, y su legado e influencia, cultural y social, están muy presentes. Aquí 7 aspectos que hacen de la cinta de ciencia ficción y ciberpunk una obra excepcional.

- Su abordaje de la condición humana versus inteligencia artificial.

Basada en la novela corta "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" de Philip K. Dick, la película nos lleva a un mundo futurista con el que poco a poco vamos encontrando puntos de coincidencia en la vida real. En la cinta, el ser humano se encuentra frente a un desarrollo importantísimo de la inteligencia artificial, seres creados que han desarrollado muchos sentimientos que antes sólo le correspondían a él. Estas máquinas buscan vivir eternamente, una inquietud que también ha acompañado al ser humano. Los replicantes fueron creados para condiciones laborales muy cercanas a la esclavitud, un tema que también ha estado presente en la historia de la humanidad, y que en los tiempos recientes podemos ver semejanzas con algunos centros de trabajo.

- Su audacia para imaginar/cuestionar el futuro.

La película tuvo la característica de adelantarse a plantear temas que hoy en día son parte de la agenda pública en el mundo. Preocupaciones como la superpoblación, o la ausencia de la misma población debido a las condiciones del planeta, la contaminación y el agotamiento de los recursos naturales. Otro punto importante es que en la cinta el sistema se rige por empresas, más que por un sistema gubernamental. Hoy en la realidad el sistema económico ejerce gran influencia.

Por la cuestión científica y tecnológica, poco a poco nos acercamos a lo que la película plantea. La robótica es un tema importante desde la educación básica y las investigaciones de modificación genética son un indicio de que no es tan lejano el crear vida artificial.

- Su diseño de arte.

La noche, la lluvia ácida, el humo, las luces de neón, la publicidad excesiva, construcciones gigantes y calles repletas de seres. El diseño de la ciudad de Los Ángeles del futuro en la película es difícil de borrar de la mente. Las luces y los anuncios chocan con el paisaje sombrío, oscuro, que deriva de la alta contaminación que ya no permite el paso de la luz del sol. Las calles están sucias y el ruido reina bajo el crepúsculo. El consumo, o la invitación al mismo, prevalece.

En todo esto estuvieron involucrados creativos como Syd Mead, diseñador de los vehículos y edificios; Lawrence G. Paull, diseñador de producción; David L. Snyder, director de arte, y el mismo Ridley Scott. Básicamente tres son las influencias principales para idear la ciudad distópica del futuro: "Metrópolis", la cinta de Fritz Lang (1927), "Nighthawks", pintura del neoyorkino Edward Hopper (1942), y el cómic "The long tomorrow", de Dan O'Bannon e ilustrado por el artista Moebius (1975). La película fue nominada a Mejor Dirección Artística en los Óscar.

- Su fotografía.

Aunque fue ignorada en la entrega de los premios de la Academia del cine americano correspondientes a su año (nada extraño), la cinematografía estuvo a cargo de Jordan Cronenweth, cuya característica más espectacular es el uso de iluminación por capas, es decir, que la luz se distribuyó en diferentes intensidades en el set de filmación, para contar con mayor profundidad y volumen. Es preciso citar de nuevo las tres referencias principales para el diseño de arte, mencionadas en el punto anterior. Otro aspecto es la utilización de la luz con un estilo de contrastes, encuadres a contraluz, que proporcionan un efecto de invasión a la privacidad, una forma de control que se cuela por diversos espacios. En ese sentido, la estética recuerda mucho al cine negro o al expresionismo alemán.

- Sus efectos especiales.

Este aspecto de la película sí fue tomado en cuenta por los premios Óscar. De hecho, "Blade Runner" sólo fue nominada en esta categoría y en Mejor Dirección Artística. El esfuerzo para lograr los efectos visuales en pantalla fue gigante. Una mezcla de maquetas, pinturas y técnicas de iluminación fue lo que dio como resultado la ciudad futurista sombría. Las maquetas fueron las reinas de la filmación. Algunas de gran tamaño, como las utilizadas para las tomas aéreas de la ciudad de Los Ángeles, creadas con piezas de desecho, y otras de menor tamaño, como el edificio Tyrell, la construcción que más sobresale. En esta última los detalles de su fachada fueron muy minuciosos. Los carros voladores colgaban desde elevadores y grúas mediante hilos que se perdían entre la lluvia ácida. Y para crear la bruma de la ciudad se utilizó aceite mineral vaporizado.

- La música de Vangelis.

Nada de esto tendría sentido sin una banda sonora. El compositor griego Vangelis creó uno de los soundtrack con mayor personalidad propia de la historia del cine. La base principal fueron los sintetizadores Yamaha CS-80 y Roland VP-330, además de que utilizó sonidos de percusión, arpas, saxfón y voces, incluso del coro English Chamber Choir, todo esto para dar paso a una música futurista, con aire tecnológico y sombrío. En la categoría, recibió nominaciones al premio BAFTA y al Globo de Oro.

- Su influencia cultural y artística.

Es innegable que estamos frente a una de las obras cinematográficas con mayor influencia en la historia en diversos ámbitos, figurando además siempre en las listas de las mejores películas de todos los tiempos. Precursora del género ciberpunk, ha sido referencia e influencia constante en la literatura, la animación, el arte gráfico y plástico, la música, los videojuegos y el mismo cine. Otras cintas como "Matrix", "Ghost in the Shell", "Minority Report", "Her" y "Ex Machina", por citar algunas, muestran clara influencia.  

Se han filmado documentales acerca de ella, y se ha convertido en franquicia del entretenimiento, de donde surge la cinta "Blade Runner 2049", de Denis Villeneuve, estrenada en 2017. Existe la novelización de la película, "Blade Runner: A Story of the Future (1982)", escrita por Les Martin, y tres novelas autorizadas como secuelas.

Además ha sido recreada y mencionada en programas de televisión, y ha sido inspiración para otros productos, como la camioneta eléctrica "Cibertruck" de Tesla, un homenaje a "Blade Runner".

Otras editoriales