OpenA
Te encuentras en:
>
Primer Plano
Roberto Uriel

2019, año en que brilló el cine asiático

Sábado 28 de Diciembre 2019

Roberto Uriel

Este año que concluye nos deja una oleada de buen cine de todo el mundo, con largometrajes excepcionales, y una avanzada asiática de importantes títulos. No es en vano que la que pudiera calificarse como "mejor película del 2019" es coreana: "Parásitos". Destacan (y fueron premiadas) "Burning", "Un asunto de familia" y "Largo viaje hacia la noche", entre otras.

En cuanto a México, fue un año excepcional, reafirmándose que el documental es el género de peso. Las mujeres directoras destacan ampliamente, y sorprendió la fuerte presencia del cine regiomontano.

Aquí un recuento de largometrajes nacionales e internacionales que marcaron este 2019.

CINE MEXICANO

1. El guardián de la memoria

Marcela Artega, 2019, documental

Un documental que pone valientemente el dedo sobre la llaga aun abierta en nuestro país a causa de la violencia. Sí, muestra con la concesión audiovisual poética del arte cinematográfico la realidad del país, y es terrible.

La directora nos presenta a Carlos Spector, abogado de migración en Texas quien ayuda a mexicanos que huyen por la violencia a conseguir el asilo político en Estados Unidos. Y muchas de esas personas son de Guadalupe, que fue considerado pueblo fantasma en el norte de Chihuahua, pues más del 70 por ciento de sus habitantes migraron debido a la violencia, desapariciones y amenazas.

Un episodio que no se ha cerrado en la historia moderna de México, y cuyas historias comienzan a aparecer. "El guardián de la memoria" contribuye a hacerlas visibles. En el Festival de Morelia se llevó el premio al mejor documental.

La camarista

Lila Avilés, 2019, ficción

Esta es la entrada de una cineasta por la puerta grande a los largometrajes. Ópera prima de Lila Avilés, es una exploración del día a día de Evelia (Gabriela Cartol), una solitaria camarista de un hotel de lujo. Y es que es precisamente un hotel un buen crisol de la realidad social y económica de nuestro país. Quienes están "arriba" son las personas privilegiadas, "abajo" las clases más vulneradas. Justo como en uno de estos establecimientos, con sus suites costosas en lo alto, y las áreas de empleados en la parte incluso en los sótanos. Evelia quiere subir, estar allá arriba aunque eso represente la nada. En Morelia ganó como mejor película de ficción, y en el Ariel como mejor ópera prima. Fue seleccionada para competir por México ante los Óscar, aunque no pasó la preselección final.

Las niñas bien

Alejandra Márquez Abella, 2019, ficción

El segundo largometraje de la directora potosina es un buen ejemplo de, como se dice comúnmente, la película resultó mejor que el libro. Inspirada en el texto de Guadalupe Loaeza, la cineasta creó una historia sobre una mujer que poco a poco va perdiendo sus privilegios, revelando el clasismo presente en el país, en los años ochenta (está ambientada en el marco de la crisis económica del último año del sexenio de José López Portillo) y en la actualidad.

La manera en cómo la cineasta desarrolla la historia mediante el uso de la cámara es altamente grata. El papel principal, Sofía, es extraordinariamente interpretado por Ilse Salas, quien fue reconocida con el Ariel.

Ya no estoy aquí

Fernando Frías de la Parra, 2019, ficción

La máxima ganadora del Festival de Cine de Morelia es una película que se disfruta de principio a fin. Aborda una de las manifestaciones de la contracultura más fuertes y con mayor arraigo de México, las pandillas "Colombia" de Monterrey, haciendo una escala en el tema de la migración.

El director originario de la Ciudad de México se introdujo como nadie a los recovecos de ese Monterrey que, bajo el abrasante Sol, convive diariamente con el resto de los sectores urbanos que le pueblan. Muestra la historia de Ulises, el joven líder de una banda llamada "Los Terkos", quien víctima colateral de la violencia a causa del crimen organizado alrededor del año 2010 se ve obligado a migrar a Estados Unidos. Pero lo que siempre lleva consigo es su música, la aliada para poder abrirse paso.

Familia de medianoche

Luke Lorentzen, 2019, documental

Es una interesante y a la vez divertida mirada a las carencias de salud pública en la CDMX. Solo hay 45 ambulancias oficiales para atender a los más de 20 millones de habitantes. Las emergencias son atendidas por un sistema informal de ambulancias privadas.

El filme sigue los pasos de la familia Ochoa, quienes cuentan con una de estas unidades, y noche a noche deben competir para trasladar a los pacientes y así generar sus ingresos. Lo que para los protagonistas es una oportunidad de ganarse la vida, es en realidad la punta de una madeja de temas como corrupción, seguridad o educación. 

Este largometraje se encuentra en la recta final por las nominaciones al Óscar como mejor documental. Luego de que "La camarista" no ingresó a la lista de preselección, "Familia de medianoche" podría ser la presencia mexicana en la premiación. Fue producido por Elena Fortes, fundadora de Ambulante. Ganó el Premio Especial del Jurado en Sundance, premio al mejor director y mejor película mexicana en el Festival de Cine de Guadalajara, mejor documental mexicano en el Festival de Cine de Guanajuato y en Doqumenta.

Esto no es Berlín

Hari Sama, 2019, ficción

El director mexicano despliega sensaciones, vivencias y mucho sonido. Propone un viaje al pasado y al mundo de la contracultura del país, enmarcada en el año 1986, y una exploración sobre cómo la familia, amistades, el arte, la música y el contexto socio-político marcan la vida de las personas.

Con tintes biográficos, así lo ha afirmado, presenta al adolescente Carlos (así se llama también el cineasta en realidad), quien junto a su mejor amigo Gera conoce un mundo nocturno de arte, música, ambigüedad sexual y drogas. La hermana de éste último les introduce en un bar llamado El Azteca, donde ellos empiezan a encontrarse con un mundo que cambiará su forma de ver la vida y la convivencia en sociedad. La fotografía, a cargo de Alfredo Altamirano, presenta escenas de esas que se quedan grabadas en la mente. Y la música complementa.

Huachicolero

Édgar Nito, 2019, ficción

Todo por un iPhone. Un símbolo del desarrollo económico, social y tecnológico, como lo puede ser este dispositivo móvil, es el hilo que conduce al protagonista, Lalito, a la debacle. La ópera prima del guanajuatense Édgar Nito se ha alzado en festivales internacionales, como el Tribeca, donde la estrenó y ganó el premio a Mejor Director Nuevo, y el Festival de Cine de Guanajuato, donde se llevó el Premio de la Prensa.

Lalito es un joven estudiante de secundaria en una comunidad vulnerable en el estado de Guanajuato. Para conquistar a Ana, desea regalarle un iPhone. Comienza a trabajar "ordeñando" los ductos de gasolina. Y así, vemos cómo la narración va transitando por los caminos más oscuros de la sociedad mexicana actual. Se llevó el premio de la prensa en el Festival de Cine de Guanajuato.

El ombligo de Guie'dani

Xavi Sala, 2018, ficción

Es destacable como esta película rompe con la idealización de los personajes indígenas y de trabajo doméstico para mostrarles como personas, con defectos y virtudes. Es una mirada naturalista de las dinámicas sociales al interior de las familias privilegiadas que optan por contratar a personas para el servicio y las diferencias evidentes, pese a los "esfuerzos" por borrarlas.

La historia presenta a Guie´dani y su madre, quienes se mudan desde Oaxaca (donde está enterrado su ombligo) a la Ciudad de México para trabajar en una casa. Se da un choque cultural, un conflicto por las costumbres y tradiciones nativas frente a las imposiciones de la familia con la cual conviven ahora. En ese marco, Guie´dani entablará una extraña e intensa amistad con la hija de una trabajadora de una casa vecina, lo cual pondrá en riesgo toda estabilidad.

Un viaje en taxi

Mak CK, 2019, documental

El director originario de Singapur presenta una aproximación íntima y conmovedora a los rostros de quienes viven las consecuencias del machismo en México. Al mismo tiempo es un relato esperanzador que tiene su base en la unión y la solidaridad.

Aborda la historia de Érick, un joven que después de celebrar su cumpleaños en un antro de la Zona Rosa de la Ciudad de México, tomó un taxi, y su vida cambió para siempre, al ser víctima de abuso sexual por otros hombres. Sin embargo, ese también es el punto de partida para conocer una de las realidades de México, que dan cabida al abuso y al machismo. El documental fue reconocido con el Premio Maguey del Festival Internacional de Cine de Guadalajara

Territorio

Andrés Clariond, 2019, ficción

La masculinidad cuestionada. Es lo que presenta el cineasta regiomontano en su segundo largometraje de ficción. Explora también las particularidades que rodean al hecho de ser hombre.

Una pareja (Paulina Gaitán y José Pescina) desean tener un hijo. Hacen los esfuerzos que la medicina permite, sin éxito, hasta que llevados por las circunstancias permiten que un tercero, un hombre, ingrese al espacio íntimo. Es ahí donde los giros de tuerca van golpeando una y otra vez al protagonista.

De nueva cuenta, al igual que en "Hilda" (2014), el director y guionista presenta a un personaje "externo" que incursiona e incomoda la dinámica de el/la protagonista.

CINE INTERNACIONAL

1. Parásitos

Bong Joon-ho, Corea del Sur, 2019, ficción

Divertida y cruel a la vez. La ficción del cineasta coreano confronta a las sociedades del mundo y les invita a cuestionarse. Presenta a dos familias, una con carencias económicas, y otra que goza de los privilegios. Se da la intromisión de los primeros a la dinámica de los segundos, generando un contraste de posiciones divertido y dramático a la vez. Pero también es una invitación a la reflexión acerca del papel que jugamos, en determinado momento, cada persona. Tiene la ventaja de ser una película muy entretenida, atractiva en taquilla. En el Festival de Cannes se alzó con la Palma de Oro, y suena fuertemente en la carrera por el Óscar.

Guerra fría

Pawel Pawlikowski, Polonia, 2018, ficción

En este festín cinematográfico en blanco y negro presenciamos una relación tormentosa a lo largo de 15 años, en el que los amantes enfrentan la ausencia uno del otro, los sinsabores de lo que significa ser humano, las decisiones políticas, el entorno social, el arte, la música...

La cinta de Pawlikowski resulta por demás interesante porque además de tratarse de una historia de amor situada en un momento clave de la historia mundial reciente, la Guerra Fría, funciona como una referencia de que el ambiente social, económico y político incide directamente en las relaciones humanas, no se diga en el amor. Es decir, sitúa al romance en un contexto totalmente terrenal y humano, contrario a lo que la tradición y la fantasía han difundido. Cannes le otorgó el premio a Pawlikowski como mejor director.

Guasón

Todd Phillips, Estados Unidos, 2019, ficción

Dos cosas destacan de todo lo que propone esta película: la actuación de Joaquin Phoenix y la humanización del personaje que surgió en el cómic. Se daría por hecho que una película sobre un personaje de esta naturaleza sería complaciente con los seguidores de este tipo de historias y obras, sin embargo sucede todo lo contrario. Y también es una obra incluyente para quienes no sean aficionados a los cómics. En el Festival de Venecia se llevó León de Oro y seguramente será una de las protagonistas de la entrega del Óscar en febrero.

Burning

Lee Chang-dong, Corea del Sur, 2018, ficción

Thriller con tintes de drama, adaptación libre del cuento "Quemar graneros" del reconocido escritor japonés Haruki Murakami. Con maestría y sobriedad, el cineasta construye una narración a veces surrealista, a veces tan cargada de realidad. Plantea a la audiencia más preguntas que respuestas, y eso obliga literalmente a repasar una y otra vez las secuencias, a pensarlas. 

Al acompañar a los tres personajes principales en su triángulo podemos ver, adicionalmente, el choque de clases que sucede en muchos países del mundo. La Corea rural, con sus graneros abandonados, quizá ante el avance de la Corea industrializada y cosmopolita que da su cara más espectacular al mundo. Las desigualdades sociales y económicas, y el tema de las diferencias de regímenes políticos. Además de recuperar la esencia de las nuevas poéticas fílmicas, metáforas que podrían encerrar una denuncia social. Gran película, reconocida con el Premio FIPRESCI en Cannes.

Dolor y gloria

Pedro Almodóvar, España, 2019, ficción

Este largometraje es especial porque conjunta varias temáticas en una narración fluida. La vejez, la infancia, las relaciones de pareja, entre personas del mismo sexo, el arte, los juicios y prejuicios, la amistad, la memoria... una película muy personal de Almódovar, emotiva, explora sus círculos. De hecho, la cinta gira sobre sí misma.

El cineasta tiene la virtud de crear personajes con los cuales el público puede identificarse fácilmente. El principal corre a cargo de Antonio Banderas, quien realiza un trabajo sereno, reconocido en Cannes como mejor actor. La obra ha cosechado críticas positivas en el mundo, ha sido nominada en premiaciones y está incluida en la preselección del Óscar a mejor película extranjera.

Un asunto de familia

Hirokazu Koreeda, Japón, 2018, ficción

Tardía, al igual que "Guerra Fría", llegó a salas de México esta pieza. Ganó en Cannes de 2018 la Palma de Oro.

Como acostumbra, el japonés explora las temáticas familiares, y es curioso que esto también lo hace Bong Joon-ho con "Parásitos".

Koreeda, logra con maestría y mucho rigor fílmico, mediante su narrativa, exponer dilemas morales y lazos familiares. Además construye sus personajes alejados de toda idealización, sino con sus propios defectos y virtudes. Algo que ya nos ha mostrado en sus trabajos anteriores. Merecida la Palma de Oro, que incluso se antoja a premio a toda su carrera.

Para Sama

Waad al-Kateab y Edward Watts, Reino Unido, 2019, documental

Potente documental que nos muestra las repercusiones de la guerra en Siria. Una joven periodista, casada con un médico activista, al convertirse en madre de una pequeña decide comenzar a grabar la vida, y eso significa que la violencia lo impregna todo en su ciudad, Alepo. Sus videos son dedicados a su hija, con la idea de que cuando sea más grande pueda conocer el momento histórico de su país.

Más allá de los conflictos bélicos, políticos, ideológicos o religiosos, el conocer las historias particulares de personas, y exponer que valen por el hecho de ser personas, es muy gratificante en el cine. Y eso es lo que hace este documental.

El irlandés

Martin Scorsese, Estados Unidos, 2019, ficción

La historia del personaje de la mafia estadunidense llevada al cine por el maestro Scorsese es una experiencia cinematográfica que se agradece. Presenta una mezcla de maestría fílmica, comedia, drama y crimen que sólo él podría resolver en pantalla. Su madurez ha permeado el filme. Además, las interpretaciones son trabajos a destacar por sí solos. Brillantes Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci o Anna Paquin. Fue producida por un mexicano, Gastón Pavlovich. Y quien sabe, podría llevarse el Óscar a mejor película.

Historia de un matrimonio

Noah Baumbach, Estados Unidos, 2019, ficción

Disección y estudio de la ruptura matrimonial. La película brilla por el desarrollo de la situación, lo que significa y está en juego en la separación al estilo occidental, y las magníficas actuaciones de Scarlett Johansson, Adam Driver, Laura Dern, quienes no me extrañaría que fueran nominados (y ganaran) al Óscar. Un potencial no explorado lo suficiente, hasta ahora, de los tres. La otra cara del amor, o desamor, con la que seguramente muchas personas se identifican.

Largo viaje hacia la noche

Bi Gan, China, 2018, ficción

Al igual que en su ópera prima, "Kaili Blues", asistimos a una fiesta del cine. Imágenes, sonidos, lírica, pueblan los sentidos. De nueva cuenta no hay una narración convencional. Bi Gan, heredero de la tradición fílmica explorada por otros cineastas asiáticos, como Wong Kar-wai, o bien Andréi Tarkovski, consigue por segunda ocasión su hazaña fílmica. En "Kaili Blues" vimos un plano secuencia de 40 minutos, ahora Bi Gan nos entrega uno de 60 minutos de duración, creado en 3D. Cual si fuera un sueño.

Varda por Agnès

Agnès Varda, Francia, 2019, documental

El testimonio fílmico de la acaso mejor directora de la historia es una declaración de amor al arte, al cine y a la humanidad. Su afición por las historias, por la creación. La playa, su lugar favorito donde convergen cielo, mar y tierra. La arena, su destino. Una retrospectiva personal, sin autoadulación. Más bien compromiso y congruencia.

Gracias a Dios

François Ozon, Francia, 2018, ficción

Basada en casos reales de abuso sexual en Francia, el cineasta  echa mano de su particular estilo cinematográfico para mostrar (y provocar la indignación) la impunidad en la iglesia Católica y el silencio cómplice de la feligresía. Sin embargo, los hechos mostrados son un buen ejemplo de que precisamente el enemigo principal de los abusos sexuales y las violaciones a los derechos humanos es el silencio. Y la fuerza que puede contrarrestar eso radica en la participación en sociedad civil organizada. Recibió el Premio del Gran Jurado de la Berlinale.



Otras editoriales