Uno es rayado, el otro americanista, pero el amor entre padre e hijo hace un solo equipo

Mario Rodríguez, americanista de hueso colorado, se negó a seguir los pasos de su papá, quien por su parte es rayado de corazón. Conoce esta historia de pura pasión por el futbol y los colores de un equipo

| 13/01/2021 | ionicons-v5-c15:40 | - Gerardo Suárez |

Nuevo León.- Desde pequeño Mario Rodríguez se hizo fanático del América, renegando de los colores azul y blanco de los Rayados, que su papá, don Mario Rodríguez, idolatra a más no poder.

Aunque son rivales en cuanto al escudo del equipo al que apoyan, el espíritu deportivo se impone y la pasión desbordada que cada uno muestra cuando están en la cancha sus ídolos, al final queda de lado por el amor que siempre habrá entre padre e hijo más allá del futbol.

 

te puede interesar

comentarios