Quita la NFL suspensión a Myles Garrett

Quita la NFL suspensión a Myles Garrett
Foto: Internet

El defensivo de los Browns, Myles Garrett, podrá volver a los emparrillados, luego que la NFL puso fin a la suspensión indefinida que le impuso por su violenta agresión al mariscal de campo de Pittsburgh la pasada temporada

AP -

La liga levantó el miércoles la suspensión que pesaba sobre Garrett, quien arrancó el casco a Randolph antes de golpearlo con éste durante los últimos segundos del partido del 14 de noviembre. Garrett se perdió los últimos seis partidos de Cleveland en la campaña y su ausencia socavó a los Browns, que tuvieron marca de 2-4 sin él, cerraron 6-1, despidieron al entrenador en jefe Freddie Kitchens y el gerente general John Dorsey renunció.

El lunes, Garrett se reunió con el comisionado Roger Goodell y otros directivos de la liga para pedir su regreso. Podrá participar en todas las actividades de pretemporada de los Browns y eso es un enorme alivio para un equipo que empieza desde cero con el estratega Kevin Stefanski.

“Damos la bienvenida a Myles a nuestra organización con los brazos abiertos”, dijo el vicepresidente de operaciones y gerente general Andrew Berry. “Sabemos que él está agradecido que sea readmitido, dispuesto a voltear la página y seguir creciendo como líder. Nos entusiasma volver a contar con su presencia positiva como compañero, jugador y persona en nuestra comunidad”.

Garrett no divulgó un comunicado, pero publicó un meme en su cuenta de Twitter con una escena de la película “John Wick”, con el subtítulo. “Pero ahora sí, “CREO QUE ESTOY DE VUELTA!!!”.

El quarterback de los Browns Baker Mayfield ofreció su respaldo en un tuit: “bienvenido amigo!!!”.

El ataque de Garrett a Rudolph se produjo después de que los dos forcejearon en el terreno, en momentos en que los Browns tenían prácticamente asegurado el triunfo sobre su rival de la División Norte de la Conferencia Americana. Rudolph trató de arrancar el casco de Garrett pero no pudo. Garrett pudo sacarle el casco a Rudolph y procedió a golpearle con éste, desatando una riña en la que participaron otros jugadores.

Garrett pagó caro por su exabrupto. Fue multado 45,623 dólares y perdió 1.14 millones de dólares en salario. Su reputación también quedó manchada y tendrá que portarse bien de ahora en adelante, ya que otro incidente violento podría derivar en sanciones más severas.

comentarios


Ver Más de NFL