Con goleada, Rayados avanza a la final de la Concachampions

Con este triunfo, el Monterrey se enfrentará al América del argentino Santiago Solari.

  • Por: EFE
  • septiembre, 16, 2021 23:26

 Los Rayados de Monterrey de Javier Aguirre golearon este jueves por 1-4 al Cruz Azul y clasificaron a la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, que disputarán ante el América.

Rogelio Funes Mori sigue dando alegrías a la afición anotando dos de los tantos, mientras que Maxi Meza y Duván Vergara fueron los encargados de marcar los otros dos goles.

Mientras que por el lado del Cruz Azul, Orbelín Pineda fue quien realizó la única anotación de su equipo.

Monterrey, que ganó el partido de ida por 1-0 se impuso en la serie por 5-1.

El cuadro de Aguirre salió a buscar un gol como visitante, criterio para decidir la serie en caso de empate.

Este lo consiguió en el minuto 7, cuando Meza aceptó un servicio de Carlos Rodríguez y con un golpe de derecha puso el 1-0.

Los Azules reaccionaron pronto; en el minuto 10 empataron en un tiro de esquina finiquitado por Pineda con un disparo raso.

Los Rayados de Aguirre dominaron en mitad de la cancha y sacaron provecho de eso con un gol de Vergara a pase de Rodríguez, en el 17´, y una diana de Funes Mori, con un remate cruzado en el 24´.

Obligado a anotar cuatro goles, los cruzazulinos de Juan Reynoso tuvieron la posesión del balón 57-43, pero carecieron de puntería.

En el 41 Pineda se sacudió al defensa colombiano Stefan Medina y disparó por fuera, en la jugada de gol más clara de los locales en el cierre de la primera mitad.

Cruz Azul cometió dos errores en el inicio de segundo tiempo; uno de ellos estuvo a punto de costarle un gol, sin embargo, Meza definió mal.

En el 51´ el ecuatoriano Bryan Angulo estrelló el balón en el palo y Cruz Azul volvió a dejar ir una oportunidad ofensiva.

Un minuto después, Meza sacó ventaja del desorden de la zaga de los Azules y le dio un balón a Funes Mori, quien puso el 1-4.

En el 60´el partido fue detenido por el famoso grito homofóbico que los aficionados suelen emitir.

A pesar de este castigo, el acto de discriminación volvió en el 64 y los jugadores se fueron al vestuario por 10 minutos.

Los organizadores pusieron el sonido local a todo dar para que no se escuchara la ofensa, que de todas formas se repitió, aunque en menor medida.

Cruz Azul trató de dejar una buena impresión en el regreso a la cancha, propuso el partido, aunque nada cambió.

El Monterrey, máximo ganador de la Liga de Concacaf en este siglo, con cuatro triunfos, disputará la final con el América del entrenador argentino Santiago Solari, que eliminó al Philadelphia Union de la MLS.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7