Una tecnología para secuenciar el virus de la Covid-19 gana el Premio Millennium

  • Por: EFE
  • mayo, 18, 2021 13:54

Los químicos británicos Shankar Balasubramanian y David Klenerman recibieron el prestigioso premio, considerado el "Nobel" de tecnología y dotado con un millón de euros

Por: Juanjo Galán| EFE

Helsinki, Finlandia.- La Academia de Tecnología de Finlandia concedió este martes el Premio Millennium 2020 a los químicos británicos Shankar Balasubramanian y David Klenerman por sus revolucionarias técnicas de secuenciación del ADN, que han permitido descifrar el código genético del virus que causa la covid-19.

Los dos científicos, profesores de la Universidad de Cambridge, recibieron el prestigioso premio, considerado el "Nobel" de tecnología y dotado con un millón de euros (más de 1,2 millones de dólares al cambio actual), en una ceremonia celebrada en Helsinki y auspiciada por el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö.

El jurado internacional del galardón, que fue otorgado con un año de retraso por la pandemia de covid-19, destacó en un comunicado que la tecnología de secuenciación de ADN de nueva generación (NGS, por sus siglas en inglés) supone un enfoque "revolucionario y novedoso para la comprensión del código genético de los organismos vivos".

"La capacidad del método NGS para secuenciar miles de millones de fragmentos de forma paralela hace que esta técnica sea rápida, precisa y muy rentable", afirmó el jurado.

La secuenciación en 2000 del primer genoma humano, compuesto por 3.000 millones de pares de bases de ADN, tardó más de diez años en completarse y tuvo un coste aproximado de 1.000 millones de dólares (casi 820 millones de euros).

Sin embargo, gracias a la tecnología NGS desarrollada por los químicos británicos, hoy en día se puede secuenciar la ingente cantidad de información genética del genoma humano en solo veinticuatro horas por apenas mil dólares (unos 820 euros), es decir, con un coste un millón de veces menor.

"Esta tecnología tiene dos tipos de aplicaciones: por un lado, la investigación en biología y ciencias de la vida y, por otro, el estudio de las enfermedades humanas, al mejorar la investigación en diagnósticos y medicina personalizada", explicó Balasubramanian a Efe en una entrevista con los dos galardonados.

"Los tres principales grupos de enfermedades a cuyo estudio contribuye son el cáncer, las enfermedades infecciosas -entre las que se incluye el covid-19 que todavía estamos afrontando- y las enfermedades raras, que tienen en gran parte un origen genético", añadió.

Tras la aparición de la pandemia de covid-19, la tecnología NGS ha sido crucial para secuenciar la información genética del virus y para descubrir sus distintas mutaciones, contribuyendo a la creación de diferentes vacunas en un tiempo récord.

"La tecnología NGS ha ayudado de dos maneras, ya que ha hecho posible secuenciar el genoma del virus con rapidez y precisión y mapear el modo en que está mutando a medida que se propaga, lo que permite identificar las variantes más infecciosas", señaló Klenerman.

"Al mismo tiempo, ayuda a comprender por qué algunas personas son prácticamente asintomáticas y otras, por desgracia, terminan en cuidados intensivos. Mediante el estudio de su genoma, se ha descubierto que estas últimas personas tienen ciertos receptores que no funcionan del todo bien", añadió.

La tecnología NGS se ha convertido además en una importante arma contra el cáncer, ya que contribuye a detectar la enfermedad de forma temprana mediante test clínicos de los tumores y la sangre, así como a personalizar los tratamientos terapéuticos.

Asimismo, ha tenido un gran impacto en el campo de la biología y la ecología porque permite descifrar la composición genética de millones de organismos, lo que ayuda a comprender mejor las enfermedades de los animales y las plantas para mejorar la producción de alimentos y proteger la biodiversidad.

Pese a la trascendencia de su innovación, los dos científicos británicos son humildes y confiesan que no esperaban recibir ningún premio por su aportación a la ciencia.

"Cuando comenzamos allá por 1995 teníamos una idea que no sabíamos si funcionaría, pero creímos que realmente podría mejorar la salud de la gente. Ahora esa tecnología se está utilizando en todo el mundo y ayuda a salvar vidas. Eso es suficiente recompensa para nosotros", afirmó Klenerman.

El Premio Millennium se otorga cada dos años desde 2004 a aquellas innovaciones tecnológicas que supongan una revolución y que contribuyan significativamente a mejorar la calidad de vida de las personas y el desarrollo sostenible.

Entre los galardonados figuran el físico británico Tim Berners-Lee, uno de los padres de la World Wide Web (WWW), y el ingeniero finlandés Linus Torvalds, creador del sistema operativo de código abierto Linux, en el que se basa la plataforma móvil Android de Google.

También han recibido el premio, entre otros, el japonés Shuji Nakamura, inventor de los diodos luminosos LED azules y blancos, y el suizo Michael Grätzel, descubridor de las células solares sensibilizadas por colorante.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7