Te encuentras en:
>
>

Paciente afirma que es un error decir “a mí no” me dará cáncer de mama

La paciente del Hospital de Ginecoostetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, María Isabel Murillo Amezcua, consideró que es un error decir “a mí no me va a pasar”, no me dará cáncer de mama

 Noticias y consejos de vida - 18/10/2017 05:07 p.m.
aumentar texto  reducir texto

Notimex - María Isabel es madre de cinco hijos y tiene 49 años de edad. Cuida mucho su alimentación, su peso corporal es adecuado y en su familia no hay antecedentes oncológicos, pero pasó por el cáncer de mama hace cinco años. Hoy día, ya curada, asegura que la vida le ha cambiado por completo.

“Era la primera vez que me decidía a realizarme estudios, fue como un presentimiento”, compartió. La mamografía arrojó resultados sospechosos, por lo que se le derivó al Hospital de Ginecoostetricia del IMSS en Jalisco, donde una biopsia confirmó la sospecha en junio de 2011.

“Gracias a Dios fue un diagnóstico oportuno y no me retiraron toda la mama, nada más unos cuadrantes y ganglios, dos de ellos tenían células malignas. La operación fue en diciembre de ese año y luego llevé tratamiento de quimio, seis sesiones, y 25 radiaciones, todo en el IMSS”, destacó.

Isabel recuerda que entonces su hija menor tenía apenas 8 años, el mayor 20, así que, pese al gran impacto que le causaron primero de la noticia y luego del tratamiento, el apoyo de su familia y sus propias ganas de salir adelante fueron elementos fundamentales para su recuperación.

“Recuerdo que en el momento en que me dieron el diagnóstico estaba escuchando, fui solita, pero cuando salí del consultorio exploté, fue una noticia que no esperaba y sabes que se te viene el mundo encima.

Le hablé a mi hermana, le di la noticia y luego fui y lloré con unas amigas que me dieron mucha esperanza, me dijeron que todo iba a salir bien. En casa le conté a mi marido, a mi papá, a mi mamá, pero lo fui asimilando y dije bueno, es confiar en los médicos, en Dios”.

Isabel fue la primera persona de sus familias materna y paterna en tener cáncer, su alimentación es buena y nunca antes utilizó tratamientos hormonales, por lo que, dice, nadie está exento de esta enfermedad.

“Es un error decir ‘a mí no me va a pasar’, tenemos que tener la prevención, ir a los chequeos. Un diagnóstico oportuno es la diferencia” entre la vida y la muerte, resaltó.

Aunque existen algunos mitos sobre la atención en instituciones públicas, Isabel asegura que tuvo una muy buena atención en el IMSS, porque contó con todo el apoyo médico y moral de quienes la han atendido.

“Muchas veces nos enojamos, queremos que nos atiendan rápido, pero hay que entender que hay otras personas que llegaron primero. Yo sólo tengo agradecimiento para el instituto”.

A cinco años de distancia, sus metas son muy diferentes, “te cambia la vida, la mía dio un giro completo, mi vida, mis pensamientos son distintos, mis metas, quiero ser una mejor persona, mejor mamá.

Hasta cambió mi sentido del humor, también porque antes me enojaba mucho y ahora no tanto. Uno de mis objetivos es ir creciendo dentro de mi entorno laboral y tener más comunicación con mi familia”, afirmó.



COMENTARIOS
*Nombre

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad