Te encuentras en:
>
>
>

Depresión y abuso de sustancias pueden aumentar tras los sismos

Después de los sismos de septiembre no se espera "una epidemia de estrés postraumático", lo que sí puede ocurrir es un aumento en los casos de depresión y abuso de sustancias

 Noticias y consejos de vida - 03/10/2017 09:00 p.m.
aumentar texto  reducir texto
ZoomFoto: Archivo

Foto: Archivo

Notimex - Después de los sismos de septiembre no se espera "una epidemia de estrés postraumático", ya que solamente 3.3 por ciento de la población en general puede presentar dicho síndrome

No obstante, lo que sí puede ocurrir es un aumento en los casos de depresión y abuso de sustancias, como el alcohol, en personas que ya tienen un trastorno mental o que acontecimientos de ese tipo lo va a detonar.

En conferencia de prensa, María Elena Medina-Mora Icaza, directora general del Instituto Nacional de Psiquiatría "Ramón de la Fuente Muñiz", explicó que ante sucesos de este tipo las personas pasan por tres etapas.

La primera, la de primer impacto, es tomar conciencia de lo qué pasó, buscar a sus familiares y es la que corresponde al estrés agudo.

Le sigue el duelo y lo que sería el recuento de los daños (pérdidas humanas y materiales); en la tercera etapa, que inicia a las dos o tres semanas del evento, podríamos ubicar el estrés postraumático que, implica la atención a la salud mental, sobre todo si se extiende por meses o años.

La especialista indicó que la mayoría de las consultas de apoyo psicológico y psiquiátrico que se han otorgado en el instituto y los albergues corresponden a estrés agudo y ansiedad.

Ante el panorama que se avecina, ya que los problemas serios en salud mental empiezan semanas después del evento traumático, consideró importante contar con una red de apoyo institucional y social que actúe en esta y otras emergencias.

Al respecto, la profesora de dicha institución Martha Ontiveros, alertó que no debemos esperar "una epidemia de estrés postraumático", pero sí algunos casos en los que incluso este síndrome inicie retardado, es decir, hasta seis meses después de los sismos.

Los síntomas son: re experimentar el evento, ya sea despierto o en pesadillas; evitar todo lo que le recuerde el tema; sentirse embotado o con una especie de anestesia emocional o estar en un estado de de alerta extrema que a cualquier cosa que le recuerde el sismo; siente le da taquicardia y empieza a sudar, entre otros síntomas.



COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad