Abrazando tu corazón: Vamos a hacer cuentas

Las puertas del cielo se abren para la gente agradecida

SD |  HD  
http://38.104.228.230/videos/noticias/1800000/1803106_abrazo20marzo.mp4
 Noticias y consejos de vida - 20/03/2017 10:18 a.m.
Por:

INFO7 - En una ocasión, un joven que tenía todo el apoyo de sus padres, terminó su carrera y se convirtió en un gran profesional.

Sus padres gastaron una buena fortuna en su educación y se habían quedado con poco dinero, sólo vivían de su pequeño negocio.

Tiempo después empezaron los problemas económicos, la mamá se enfermó y necesitaba dinero para el hospital, el papá estaba desesperado y decidió llamarle a su hijo para explicarle la situación y el hijo de inmediato acudió y les dijo, no se preocupen, les daré un préstamo, cuando mi mamá sane haremos cuentas.

Y así fue, su mamá al poco tiempo sanó, los papás muy contentos abrazaron a su hijo, dándole las gracias y a los pocos meses los papás siguieron enfrentando problemas de dinero, pero siempre contaban con el apoyo de su hijo.

Tiempo después el hijo se casó, y su esposa le pedía que ya no les prestara más dinero y que además les cobrara, el joven accedió y acordó ir con su esposa a la casa de sus papás para hacer cuentas sobre su deuda.

Al llegar el día, el joven y su esposa entraron a la casa de sus papás y él joven les dijo, venimos a hacer cuentas y el joven inició diciendo, gastos médicos que ustedes pagaron por mi varios años, gastos de pañales, leche, ropa, alimentación, estudios, zapatos y después de hacer cuentas papás, pueden quedarse tranquilos, la deuda está pagada.

1.- Cuando has formado a un hijo agradecido, puedes estar tranquilo como los padres de esta historia.

2.- Acuérdate, las puertas del cielo se abren para la gente agradecida.

3.- Hoy te invitó a compartir lo que tú quieras  con tus papas, que la deuda quizá no se ha pagado.

COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad