Grave el sacerdote apuñalado en la Catedral Metropolitana

El sacerdote José Miguel Machorro se encuentra en terapia intensiva, señaló el vocero de la Arquidiócesis de México

 Información nacional - 18/05/2017 09:41 p.m.
aumentar texto  reducir texto
ZoomFoto: Archivo.

Foto: Archivo.

Notimex - El vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, informó que el sacerdote José Miguel Machorro se encuentra en terapia intensiva, grave y en peligro de desenlace fatal luego de sufrir un infarto de miocardio, razón por la cual tuvo que ser entubado nuevamente.

“Hace unas tres horas nos informaron que había sufrido un infarto al miocardio, que lo habían vuelto a entubar, pero la situación es grave”, dijo en entrevista telefónica tras ser informado del parte medico

Valdemar Romero indicó que el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien se encuentra en Roma, Italia, por razones de trabajo, giró instrucciones a la Arquidiócesis para que se haga oración por la salud del sacerdote Machorro Alcalá.

Ello luego de la agresión que sufrió el 15 de mayo, cuando terminaba de oficiar la misa en el atrio metropolitano.

El sacerdote, de 55 años de edad, “está delicado y su salud se ha deteriorado de manera considerable”, añadió el portavoz del Arzobispado.

Recordó que la víspera sufrió una parálisis de todo el lado derecho del cuerpo como consecuencia del daño en el hemisferio cerebral izquierdo por falta de irrigación sanguínea, debido a la hemorragia.

También ha presentado un cuadro asociado con sangrado en el tubo digestivo con una lesión que ya se identificó de origen congénito que, en caso de seguir, haría necesaria una embolización.

 


COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad