Recriminan regaño estatal a centros comerciales por inseguridad

Legisladores consideran que el gobierno estatal está evadiendo responsabilidad en materia de seguridad

 Monterrey - 16/02/2017 09:00 p.m.
aumentar texto  reducir texto
Por:

Diputados locales y federales tildaron de irresponsable la exigencia del gobierno estatal a las tiendas de autoservicio para que mejoren sus acciones de seguridad contra hechos violentos, tanto en sus interiores o alrededores.

Marco González, legislador estatal del PRI, indicó que es una muestra más de cómo el gobierno del estado que encabeza Jaime Rodríguez Calderón evade su responsabilidad en materia de seguridad y culpa a los ciudadanos, así como a los empresarios en el incremento de la inseguridad, cuando es el estado el que ha fallado en combatir a la delincuencia.

"Se les está culpando al empresario, al micro y al mediano comerciante por no tener medidas de seguridad los están asaltando... el echar la culpa me suena muy familiar a lo que dice Manuel de la O con el tema de la influenza quien le echa la culpa a los ciudadanos".

"Si hubiera seguridad como se debería los grupos criminales no lo encontrarían tan fácil el acribillar a alguien en un establecimiento o plaza pública y a plena luz del día, si hubiera una presencia real por parte del gobierno del Estado en el tema de seguridad no estuviera pasando esto", puntualizó González.

De igual forma el diputado federal del PRI Juan Manuel Cavazos sostuvo que estas declaraciones evidencian una total falta de estrategia de seguridad.

Nuevo León esta abandonado pretender recurrir a extranjeros para que nos vengan a resolver los problemas, deja claro que el gabinete de seguridad esta totalmente perdido.  Echarle la culpa a la Iniciativa Privada en este caso causa temor y preocupación en los ciudadanos nuevoleoneses, enfatizó Cavazos.

Asimismo César Cavazos Caballero, líder tricolor en la entidad, señaló que no son necesarias asesorías extranjeras para disminuir los índices delictivos que actualmente padecen los ciudadanos y que no es otra cosa que el descuido y falta de interés del  actual gobierno.

"Una vez más señalamos la falta de una estrategia, una coordinación, incluso entre los mismos cuerpos policiacos estatales, no hay rumbo y todo se debe a que el señor gobernador está pensando en todo, menos en garantizar la seguridad de todos los nuevoleoneses, exigimos como instituto político que se actúe de inmediato", subrayó el dirigente priísta.

Por su parte el asambleísta local del PAN, Hernán Salinas apuntó que el Estado no debe de repartir su responsabilidad con entes privados y urgió al gobierno municipal y estatal a mejorar sus estrategias para combatir la inseguridad.

"La responsabilidad de garantizar la segurdidad es del estado y de los municipios y es compartida, definitivamente estos hechos de alto impacto como han venido sucediendo en la entidad en los últimos días, hablan de un desquebrajamiento de la seguridad de Nuevo León y que no se puede responsabilizar ni culpar a los entes privados, el estado tiene que tomar la plena responsabilidad sobre las estrategia y la falta de resultados en materia de seguridad, apuntó Salinas.

En este mismo tema, el legislador federal panista Juan Carlos Ruiz remarcó que el gobernador Jaime Rodríguez se esta burlando de la ciudadanía, "cómo pretende encargarle a terceros la responsabilidad a terceros de lo que el protestó al momento de iniciar su gobierno, él es el responsable de garantizar la seguridad en el estado, no tiene porque echarle la responsabilidad a los dueños de un comercio".

Cabe precisar que el gobierno de Nuevo León por medio de la Secretaría de Seguridad Pública solicitó a los centros comerciales mejorar sus acciones de vigilancia y seguridad, para evitar hechos violentos. Lo anterior luego de que este miércoles se registró la ejecución de dos personas en una plaza comercial en Guadalupe.


COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad