Te encuentras en:
>
>

Profepa carece de facultades para atender derrame de diésel en Nuevo León

La dependencia informó que carece de atribuciones para regular, supervisar y sancionar en materia de protección al medio ambiente, las actividades del sector hidrocarburo, incluido el transporte de los hidrocarburos por ducto

 Noticias de hoy - 19/03/2017 03:55 p.m.
aumentar texto  reducir texto

Notimex - Corresponde a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente (ASEA) la atención y seguimiento del derrame por toma clandestina de diésel ocurrido el pasado 15 de marzo en el poliducto Madero-Linares-Cadereyta.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aclaró lo anterior tras recordar que así quedó establecido con la publicación de la Ley de la ASEA, el 11 de agosto de 2014, y la entrada en funciones de la misma, el 2 de marzo de 2015.

A partir de entonces, la Profepa carece de atribuciones para regular, supervisar y sancionar en materia de protección al medio ambiente, las actividades del sector hidrocarburo, incluido el transporte de los hidrocarburos por ducto.

Por ello insistió en que el derrame de la toma clandestina registrada en el citado poliducto ubicado en el kilómetro 183 del Puente Cabezones, municipio de Linares, en Nuevo León no es atribución de esta dependencia.

De acuerdo con el Centro de Orientación para la Atención de Emergencias Ambientales (COATEA) de la procuraduría ambiental, durante el período 2015 a la fecha, se han atendido, en Nuevo León, un total de 42 emergencias ambientales asociadas con la liberación de sustancias químicas.







COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad