Te encuentras en:
>
>
>

Presunto crimen pasional en Colombia deja a pareja muerta

El agresor no quiso entregarse y comenzó un intercambio de disparos con la policía en el que resultó muerto

 Mundo - 11/04/2017 09:00 p.m.
aumentar texto  reducir texto

Un hombre ingresó armado a un centro comercial al norte de Bogotá, tomó a su expareja de rehén, la asesinó a la vista de todos y luego murió en un enfrentamiento con la policía.

Las autoridades identificaron al hombre como Julio Alberto Reyes, quien la noche del lunes entró sorpresivamente a un local comercial y luego de retener a su expareja le asestó varios disparos. No se dio a conocer el nombre de la víctima ni se informó si trabajaba o estaba en ese momento haciendo compras en el lugar.

Luego de cometer el homicidio, Reyes, de 40 años, se refugió en el establecimiento impidiendo el ingreso de las autoridades, que decidieron evacuar a las personas que estaban en el centro comercial. Reyes no quiso entregarse y comenzó un intercambio de disparos con la policía en el que resultó muerto.

"El hombre tenía antecedentes por homicidio por unos hechos ocurridos en 2006 y pagó unos meses de condena", dijo el martes el comandante de la policía metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla. Explicó que la mujer falleció en el lugar porque Reyes no permitió que se le prestara atención médica. Agregó que además de sus antecedentes, al parecer Reyes estaba perturbado mentalmente.

El Instituto Nacional de Medicina Legal reveló la tarde del martes que en lo que va de 2017 han sido asesinadas 204 mujeres en Colombia. De estos crímenes, 24 corresponden a casos de feminicidios. El mayor registro ha ocurrido en los departamentos de Antioquía, Caldas, Casanare, Cauca, Córdoba, Guaviare, Putumayo, Santander, Tolima y Valle del Cauca.


COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad