Deslizamientos en ciudad peruana arrasan cementerio

Alrededor de 2,000 cadáveres del cementerio de Mampuesto, en la ciudad peruana de Trujillo, fueron arrastrados por los deslizamientos que azotaron esta urbe la semana pasada, razón por la cual se hará una reubicación del campo santo, informaron hoy las autoridades regionales

 Mundo - 29/03/2017 09:00 p.m.
aumentar texto  reducir texto
ZoomFoto: EFE

Foto: EFE

EFE - "Se calcula que en el lugar estuvieron enterrados algo más de 6,000 muertos. Tras los huaicos (deslizamientos) habrían quedado 4,000", declaró el alcalde del distrito de El Porvenir, Paul Rodríguez, al diario El Comercio.

El burgomaestre estimó que el desborde de la quebrada de San Ildefonso, que provocó nueve huaicos, pasó por el cementerio y arrastró alrededor de 2,000 cadáveres, pues incluso en el centro de la ciudad de Trujillo se encontraron osamentas.

El campo santo tenía las tumbas en tierra, en una zona de arenales, en la ciudad de Trujillo, y ahora se observan cruces y lápidas cubiertas de lodo, rotas o tumbadas.

El gobernador regional Luis Valdez anunció que los restos que permanecen en el lugar serán reubicados en el cementerio Jardines de la Paz, y el alcalde El Porvenir dijo que se suspenderá la licencia de funcionamiento del local de Mampuesto.

Rodríguez agregó que corresponde hacer una limpieza en el terreno porque en caso contrario la población estará expuesta a contraer enfermedades.

Las lluvias e inundaciones por el fenómeno del Niño costero han dejado 13 muertos en la región La Libertad, cuya capital es Trujillo, además de 7,744 damnificados y 1,344 casas colapsadas, mientras que las víctimas a nivel nacional ascienden a 97 y los damnificados a 124,161.



COMENTARIOS
*Nombre
-Correo electrónico  (No será publicado)

 Seguir  Marca esta casilla para recibir una notificación cuando alguien más comente sobre esta noticia.
Comentario
A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto.

Aviso de privacidad