Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

Una experiencia fuera de lo normal

Jueves 01 de Enero 2009

Belduque

Se ha terminado el año 2008 y nos dejó muchas enseñanzas en todos los aspectos de la vida, desde ser más administrados económicamente para enfrentar "crisis" que afectan a las grandes empresas y de rebote le pegan a los trabajadores, hasta no creernos todo lo que nos presenten que tenga la apariencia de "inexplicable".

Dentro del denominado mundo del misterio en este año pasado tuvimos un gran avance en la desmitificación de numerosos casos presuntamente sin explicación entre ellos varios fraudes que fueron desenmascarados, desde fraudulentos videos de ovnis, supuestos casos de falsos ovnis invisibles o fortuitos, con sus igualmente falsas oleadas, hasta falsos avistamientos de criaturas extraordinarias. Y no se diga, una vez más, de los falsos "contactados" que con sus aparentes profecías que de nuevo no se cumplieron.

Se confirmó una vez más que la mejor manera de indagar dentro del mundo del misterio es mantener una mentalidad abierta, pero sobre todo, tener mantener ante estos fenómenos un pensamiento lógico y racional basado en evidencias verificables objetivamente. Se demostró que los puntos de vista subjetivos dentro de la investigación de presuntos casos de fenómenos paranormales u ovnis, no pueden ser considerados como fuentes claves para el esclarecimiento de estos casos, pues por sus propias limitaciones y falta de fundamentos no logran dar explicación a dichos casos. Y por si fuese poco, se comprobó en varios autonombrados "investigadores", que el decir tener muchos años investigando estos temas, no es equivalente a tener mucho conocimiento o experiencia en este campo.

Para terminar el año nosotros realizamos una encuesta sobre la incidencia de presuntos casos anormales en la vida de las personas. En el portal de Casos de Misterio del noticiero Info7 planteamos la pregunta "¿Has tenido alguna experiencia fuera de lo normal?", la cual fue respondida por 482 personas. Los resultados a esta encuesta fueron que un 61% de las personas respondió "Sí", un 28% contestó con "No", mientras que un 11% respondió con un "No estoy seguro".

Estos resultados indicaron que la mayoría de las personas que contestaron la encuesta han sido testigos de fenómenos que ellos consideran "fuera de lo normal", los cuales podrían ir desde presuntos fenómenos paranormales hasta posibles avistamientos de ovnis o entidades extrañas. Para algunas personas ese porcentaje obtenido en dicha encuesta indicaría que posiblemente esos presuntos fenómenos "fuera de los normal" no son tan anormales como parece, al menos en su incidencia.

Las explicaciones posibles pueden ser muchas dependiendo del caso, de la persona y de la situación en que se dio cada hecho, pero haciendo un análisis e investigación inquisitiva y objetiva, no se puede descartar el hecho de que se podrá encontrar una explicación clara, lógica y racional de dicho suceso.

Esto es lo que ha hecho falta al mundo del misterio en estos últimos tiempos, además de más seriedad y profesionalismo entre sus expositores. Muy posiblemente esas ideas de formar un colegiado, un organismo o institución que los rija y que imponga deberes y responsabilidades a los que se digan investigadores y estudiosos de este campo, esperemos que ya no estén tan lejos. La investigación en este campo merece respeto y también merece que se haga con calidad, no mediocremente y como un pasatiempo.

Pero pareciera algunos siguen con esa extraña afición de promover las dudas en lugar de hacer algo por solucionarlas, y mientras siga así seguiremos viendo en los medios imágenes de aves e insectos hechos pasar por ovnis invisibles o fortuitos, videos truqueados (o trucados como gusten llamarle) de ovnis, "entidades extraterrestres" y fantasmas rondando por la red.

Espero que este año nuevo de 2009 los auténticos investigadores, y los que se autodenominan de esta manera, se propongan ser más objetivos, serios e inquisitivos en su trabajo de lo que fueron el año pasado, pues el público en general merece que ya le den respuestas a esos aparentes enigmas.

srbelduque@mail.com

Otras editoriales