Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

Un niño soñó ser astronauta

Domingo 30 de Enero 2011

Belduque

Ya estamos en el año 2011, y no llegaron los extraterrestres ni se acabó el mundo, ni un rayo cósmico iluminó la Tierra para traer el cambio vibracional de la 5a dimensión ni nada por el estilo. Hoy hablaremos de algo más interesante y serio, de la Agencia Espacial Mexicana (AEXA) un sueño, que ya es una realidad, realizado por unos jóvenes emprendedores que se dieron cuenta que el cielo no es el limite a llegar, sino que hay mucho más allá que explorar.
Muchos niños sueñan con ser bomberos, soldado, médico, paleontólogo, locutor de radio y cosas así, y pues son sueños que, en general, los pueden realizar sin muchos problemas aquí mismo en el país, sin necesidad de salir al extranjero, solo haría falta que ellos se empeñaran un poco en el estudio para conseguirlo. Pero ¿qué era de esos niños que soñaban con ser astronautas de grandes? Sus padres les decían “No hijo, eso nada más los estadounidenses y los rusos, allá sí pueden hacerlo”. Pero eso ya ha cambiado.
Y vaya que si cambió pues en este año entrará en funciones la Agencia Espacial Mexicana, más conocida por sus siglas de AEXA, que vienen en el decreto oficial de su creación. Un proyecto, liderado por su principal promotor Fernando De la Peña,  generado a base de esperanzas y deseos de crecimiento y desarrollo, el cual, para empezar, puede ser el disparador de un muy importante incremento en la industria nacional simplemente por todos los artefactos, herramientas y equipos que se van a necesitar para todas las actividades que va a desarrollar esta nueva dependencia.
Así es, en un par de años, los niños y los profesionistas mexicanos que sueñen en el futuro con ser astronautas y pilotos espaciales ya no necesitarán de emigrar a otros países para poder cumplir sus sueños de trabajo, pues aquí mismo podrán lograrlos, siempre y cuando se empeñen y luchen todo lo que sea necesario para conseguirlo. Que si hay crisis en el país, que hay inseguridad, que hay pobreza, eso es punto y aparte, pues el quejarse no sirve de nada, más que para perder el tiempo y distraer a los que sí están trabajando por mejorar el país. El que quiere cumplir con sus metas y propósitos en la vida no se fija en cuantos escalones hay para llegar a lo que desea, solo se fije en lograrlo.
A varios les dio risa cuando un grupo de emprendedores hizo la propuesta de crear una agencia espacial aquí en México, otros los intentaron desanimar porque ellos fracasaron en sus intentos por ganar algún espacio en este campo. Pero ahora no falta quien no quiere colgarse de este prometedor proyecto que puede sacar al país del estancamiento científico y tecnológico que vive desde hace varios años, que hasta se andan reinventando el proyecto y hasta cambiándole las siglas. Hasta pareciera que padecen el “síndrome del cangrejo”, sí, ese que hace que una persona haga lo posible porque otra no destaque en algo, lo “jala para abajo” y le estorba en todo lo que se posible con tal de impedirle destacar. Por envidia, por soberbia, o por lo que sea, pero nunca falta gente así, pero son un obstáculo que debe de ser superado y eliminado si lo que buscamos es tener un país prospero.
Tan solo piensa esto, en México ya se lanzaban cohetes para investigaciones y usos diversos, entre ellos el hacer llover en zonas áridas, antes de que la NASA existiera, pero eso se detuvo por cuestiones de apatía y burocracia. Pero ahora imagina todo lo que va a poder lograr ahora que sí se cuenta con un organismo enfocado y dedicado en su totalidad a la investigación espacial. Simplemente, no hay límites, más los que nosotros mismos nos impongamos.
Como ya es sabido, con esta nueva institución disminuirían en gran medida la fuga de talentos mexicanos al extranjero y se generarían numerosas fuentes de empleo para miles de personas deseosas de ser gente productiva para el país, pero sobre todo para sus familias. Imagina a uno de tus hijos como astronauta, solo piensa que él puede llegar a donde solo un muy limitado número de personas lo ha logrado, piensa que si el astronauta mexicano José Hernández pudo lograrlo, entonces todo el que realmente se los proponga, podrá lograrlo.
La nación ya no esta  para esperar buenas intenciones, el nación esta para realizar acciones generadoras de cambio, de avance, de crecimiento. La Agencia Espacial Mexicana, AEXA, es un ejemplo de ese tipo de acciones que debemos de seguir si queremos un mejor país, y un mundo mejor para todos. 

http://twitter.com/belduque 

Otras editoriales