Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

Que cosas ve uno, y otros creen

Sábado 21 de Agosto 2010

Belduque

Hace algunos años, un presunto "contactado", una persona discreta, muy seria y respetable me dijo que cuando lleguen los extraterrestres hay que preguntarles ¿se van a rendir por las buenas, o por las malas? Todo esto es que debido a sus experiencias, los humanos están destinados a conquistar y dominar el universo entero, y por eso los extraterrestres buscan someterlos por medio de la creación de cultos basados en creencias falsas, como la ufolatria.

Y es que según algunos entendidos del tema, los extraterrestres se saben muy bien eso de que Dios le dijo al hombre aquello de "Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla", nada más que “ellos” en lugar de “tierra”, ponen “el universo”. Y por ello le tienen tanta envidia y temor al ser humano, por su poder y destino en el universo. Pero eso es muy discutible, y más  para los fanáticos de la ufolatría y de la creencia de que fuimos creados por extraterrestres, como lo supone Zecharia Sitchin y sus seguidores lo proclaman, aunque eso es todavía mucho más dudoso y discutible. 

Como ya hemos explicado antes, los pseudo-investigadores o pseudo-ufólogos se la pasan "cazando misterios", pero nunca resuelven nada, solo meten más paja al asunto, y es lo que más hacen cuando se toca este asunto. Aunque para algunos, como el afamado y respetable científico Seth Shostack, astrónomo del Instituto SETI, la respuesta a todo esto podría ser encontrada en unos 25 años más, cuando, según estimaciones científicas, se podría tener la primer pista confiable y sustentable de inteligencia extraterrestre. Aunque los fanáticos de los extraterrestres y las “conspiraciones secretas” (que de secretas nada tienen, pues todo mundo las conoce) estén en desacuerdo con ello.  

Y es que mucha gente sigue metiendo cuestiones de fe y creencias en un tema que no tiene nada que ver con ellas. Hay lugar para la fe y las creencias en otros lugares, pero en la autentica ufología no las hay, eso si queremos que deje de ser considerada como una pseudo-ciencia, y sea más tomada en serio como una proto-ciencia. La ufología contemporánea tiene que estar hermanada con la ciencia moderna, como la aeronáutica, la meteorología, la astronomía y hasta la astrobiología. Tiene que alejarse de cuestiones de “meditación”, “relajación” y otras temáticas pseudo-espirituales, pues todo esto ha entorpecido el verdadero avance de este conocimiento.  

Es como el mito y fraude de los círculos de las cosechas o crop circles, del que hoy se sabe abiertamente que solo es un gran negocio publicitario y turístico para varios granjeros, y que algunos “investigadores” o “periodistas” (¿?) utilizan para afirmar de que son señales de comunicación de seres de otros mundos. A pesar de que ya se ha demostrado este fraude, todavía quedan personas que creen en ellos como algo verdadero, demostrando que a pesar de las evidencias sustentables y corroborables, en algunas personas, lo emotivo puede más que la razón y la lógica. Gracias a Dios, no ocurre así en todos.

Pero todo eso es gente que su vida está vacía que buscan rellenarla, a toda costa, con lo que sea; pero lo hacen con cosas falsas, pero mientras funcione para rellenar ese vacío, ellos lo seguirán haciendo. Es como esos “ufólogos” que se la pasan copiando textos e información de otros, para publicarlos en sus portales, como si fuese de ellos, con tal de rellenar su espacio virtual y seguir “vigentes” según ellos, aunque nunca hayan realizado lo más mínimo por realizar alguna verdadera investigación. O como los que crean sus propios “grupos de investigación” para no sentirse solos en el mundo, pues el mundo real no les favorece, y buscan refugiarse en el mundo virtual para escapar de esa agobiante soledad que les rodea; pero de investigaciones nada de nada.

Unos ven cosas, y otros las creen. Y otros nunca ven nada, pero de todos modos dicen que ven y les creen de todos modos, pues a esa gente no les interesa saber o conocer la realidad de mundo y sus fenómenos, solo les interesa su satisfacción emotiva, aunque sea una postura vejatoria a la lógica y a la razón.

Pero al final, sus actos y sus palabras caerán sobre ellos, de eso no podrán escapar. La realidad es así, dulce y cruda realidad.

http://twitter.com/belduque

Otras editoriales