Te encuentras en:
>
Primer Plano
Roberto Uriel

“Los adioses” a las mexicanas

Sábado 09 de Marzo 2019

Roberto Uriel

En este Día Internacional de la Mujer me tocó ver, como cada año, varias listas de películas que abordan algún tema femenino, en sus variantes, desde el empoderamiento, la lucha por la igualdad de oportunidades, el romper con estereotipos, roles de género, etiquetas, etcétera.

Pero, y sin mentir, no vi que alguna película mexicana (entiéndase, producida y filmada en México) figurara en esas listas. Cero. Al menos en las que me tocó ver. No se diga latinoamericanas. ¿Por qué?, ¿las historias mexicanas de mujeres no son de interés? 

Rosario Castellanos es considerada la primera feminista de México. Nacida en la Ciudad de México, pero chiapaneca de corazón. Escritora, diplomática, promotora cultural, defensora de las minorías. Su figura ha sido retomada en diversas ocasiones en la escritura. Su presencia en el cine ha ido a paso un poco más lento, pero ahí está. 

El año pasado, la directora mexicana Natalia Beristáin estrenó su película “Los adioses”, que hace una revisión a Castellanos en su etapa de vida en pareja.

Podemos ver a una Rosario tomando conciencia desde muy joven sobre el papel de la mujer y también de la diversidad cultural de nuestro país, el tema de indígenas, por ejemplo.

Pero dado que la película se hizo con base en una serie de cartas de la escritora, el hilo conductor de todo esto se manifiesta en su vida al lado de Ricardo Guerra.  

Mención aparte tienen la notables actuaciones de Tessa Ía, dando vida a Rosario en la etapa joven, y la gran Karina Gidi en la etapa adulta.

Si bien la percepción que pudiera provocar este filme es el hecho de la sujeción de la mujer al hombre, creo que sí contiene una visión de cómo ella pudo ir abriendo brecha de la igualdad de oportunidades a partir de sus relaciones humanas. Funciona como un acercamiento importante a la figura de la autora en esos momentos clave. 

Sin embargo, tengo la percepción personal, que ella no es muy conocida entre la ciudadanía de México. Tal vez existe la percepción de su nombre, pero la conciencia sobre su quién es Rosario es limitada.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de entrevistar a la escritora e investigadora Rebeca Orozco (Ensenada, 1956), reconocida por sus obras de literatura para la infancia. 

Ella acaba de publicar el libro “El aire en que se crece”, una biografía novelada acerca de Castellanos que le tomó cuatro años construir. 

Coincidió conmigo en que es necesario que la autora chiapaneca sea más conocida, que su obra, vida y legado se difundan.

“Hay mucha gente a la que le hablo de Rosario, y han oído el nombre, pero no tienen como una idea clara de quién es ni de que hizo, entonces creo que tiene que tener un lugar más importante entre nosotros”, indicó.

En ese sentido, su aportación con la biografía novelada es valiosa. Al leerla podemos conocer a la escritora desde su infancia, marcada por el fallecimiento de su hermano y las terribles consecuencias al interior de su familia, luego la juventud y el choque de frente con la gran ciudad, la vida de adulta, sus amores. 

Hasta llegar a ese final que ha sido objeto de suspicacias, y que es bien interesante la manera en que es abordada por Orozco en su novela, pero también por Beristáin en “Los adioses”, cuyo guión fue realizado por Javier Peñalosa y María Renée Prudencio.

Sean pues, ambas obras artísticas, una oportunidad para seguir construyendo y avanzando en este tema que, lamentablemente, requiere aún muchísimo por hacer.

Y sea “Los adioses” una obra a incluirse en el panorama de películas con perspectiva de género. Lo mismo que otras cintas mexicanas (de directoras mexicanas, incluso) como "No quiero dormir sola", "Tempestad", "Danzón", "Los insólitos peces gato”, entre otras. 

Espero sus comentarios en @Roberto_INFO7.


Otras editoriales