Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

Lo más fácil es creer

Jueves 15 de Enero 2009

Belduque

Cuando uno es testigo de algo fuera de lo común como un fenómeno de esos comúnmente denominados como paranormales, como ver cosas que se mueven cosas solas, siluetas o sombras moviéndose, aparentes entidades extrañas rondando algún lugar, o de plano ver algún objeto volador no identificado puede generar muchas ideas distintas.

Lo más sencillo en pensar de buenas a primeras, de a gratis, que todo eso se trata de algo preternatural, ultradimensional, paranormal o extraterrestre; o en sentido contrario que todo se trató de una alucinación, un caso de "locura momentánea" o simplemente que todo fue un engaño. Lo difícil, e interesante al mismo tiempo, es ponerse a buscar que fue lo que realmente ocurrió.

Para los adeptos o aficionados a los temas de misterio lo más sencillo es irse por la línea de que tal o cual evento tiene un origen "fuera de lo normal" y de lo lógico simplemente por su apariencia, pero las creencias de ellos están supeditadas a las hipótesis que los investigadores, o supuestos estudiosos de estos temas, expresan en sus trabajos y publicaciones, que desgraciadamente, aún en estos días, muchas de ellas todavía están basadas en simples creencias y suposiciones sin bases confirmadas.

Mientras que por el otro lado, para los adeptos al escepticismo, ellos se basarán en sus conocimientos que tienen sobre ciencia y tecnología, que en algunos casos son más limitados de lo que dicen, para descartar la posibilidad de que algún fenómeno extraño tenga un origen fuera de lo común. Pero, desafortunadamente, en algunos casos algunos estos supuestos escépticos se basan simplemente en la apariencia extraordinaria de estos sucesos para descartar que sean reales sin antes realizar algún análisis sobre ellos.

No es suficiente con creer que algo sea falso o verdadero, hay que comprobarlo. Así como muchos defienden su libertad de expresión para publicar todo lo que se les ocurra, así deben de obedecer a la libertad de información de todos los demás que permite a todos cuestionarles sobre sus razonamientos que dan para cada uno de sus argumentos con los que justifican sus posturas, y así exigir que expliquen ampliamente lo que afirman.

Es cierto, hay muchos pseudo investigadores de ovnis y fenómenos paranormales que no tienen idea de lo que es realizar una investigación seria y con rigor científico, pero también hay pseudo-escépticos que lo más "científico" que han hecho en su vida es mezclar whisky o cerveza en sus bebidas, y estos critican a cuanta persona hable de cuestiones aparentemente insólitas cuando ellos nunca han realizado una investigación o un análisis de ninguna clase. Pero en ambos casos, pareciera que lo hacen sólo por entretenimiento, y tanto fanáticos del misterio como del escepticismo, atacan y hasta insultan a toda persona que no tenga sus mismas ideas simplemente por no tolerar que existan criterios distintos a los suyos.

En ambos casos lo que deberían de procurar es buscar dar críticas propositivas y constructivas, pues el hecho de criticar algo o a alguien debería de ser el buscar que se mejore eso que se está criticando, no buscar criticar simplemente por atacar la reputación de alguien. Pero al parecer es más entretenido para estas personas buscar tratar de imponer sus creencias y exponer su falta de tolerancia y poca calidad humana, en lugar de colaborar en el engrandecimiento del saber humano en estos campos del saber que no han sido lo debidamente atendidos.

Si uno busca bien puede encontrar muy buenos tratados científicos con tendencia escéptica que hablan sobre temas de misterio, sin la necesidad de denigrar o difamar a las persona, pero estos trabajos están basados en conocimientos reales y concretos, no en simples creencias de alguien que nunca ha experimentado dentro del campo de la investigación científica. Asimismo, existen muy buenos trabajos que hablan de esos fenómenos de apariencia insólita y que muestran con evidencias reales y objetivas la posibilidad de que exista una explicación a estos más allá de lo que hoy es considerado como normal.

A veces pareciera que lo que buscan estas personas al querer imponer sus creencias es buscar enemigos, en lugar de colaborar para solucionar las dudas que rodean esos misterios. No se dan cuenta que el principal enemigo aquí es la duda o las dudas que existen en esos temas. La mente abierta que tanto promulgan unos debe de unirse a esa mentalidad critica y racional que promueven los otros. Deberían de dejarse de suposiciones mutuas que solo sirven para limitar el pensamiento y ponerse a buscar juntos, a confirmar o a descartar esas creencias, pues en el mundo real, que es en donde se presentan todos esos fenómenos extraños, todo tiene una explicación lógica y racional, solo falta ponerse a buscarla, y encontrarla. El mundo y sus fenómenos así funcionan, no es cosa que uno quiera creerlo o no, así es, pero tal vez haya que indagar un poco más en algunos casos para dar con esa explicación.

srbelduque@gmail.com

Otras editoriales