Te encuentras en:
>
Primer Plano
Roberto Uriel

"¡Hombre al agua!", con buenas intenciones pero nada nuevo

Viernes 18 de Mayo 2018

Roberto Uriel

Llega a salas mexicanas la nueva cinta protagonizada por Eugenio Derbez, "¡Hombre al agua!", que es un remake de la película "Overboard", filmada en 1987 por el director Garry Marshall, especializado en historias de comedia románticas de éxito comercial como "Mujer bonita", "Frankie y Johnny", "Novia fugitiva", "El diario de la princesa" y recientemente "Mother's Day".

"¡Hombre al agua!" es dirigida por Rob Greenberg, quien hasta ahora había estado al frente de series de televisión, y producida por Eugenio Derbez y la compañías Pantelion y Metro-Goldwyn-Mayer.

La historia es básicamente la misma, sólo que ahora el rol principal corresponde a un hombre, Leonardo (Derbez), un mexicano, hijo predilecto del tercer hombre más rico del mundo, quien lo quiere dejar al mando de su empresa, mientras que una de sus hermanas (Cecilia Suárez) desea dejarlo fuera de la jugada.

El hombre pasa lo días divirtiéndose en su yate, paseando por el mundo, con bellas mujeres y siendo déspota y engreído con quienes están a su servicio.

Así, una joven madre soltera, Kate (Anna Faris), es contratada para limpiar el yate luego de una fiesta alocada en la que se ensució la alfombra. Sin embargo, se topa con el dueño del yate, Leonardo, quien la humilla.

En su borrachera, el millonario déspota cae al mar y aparece en una playa cercana, con amnesia. Esto lo aprovecha su hermana para hacerlo pasar por muerto, mientras que Kate aprovecha para vengar la humillación recibida, con las consecuentes y predecibles situaciones cómicas de este tipo de películas.

Pese a que esta llena de lugares comunes, la película cuenta con algunos momentos bien logrados, como el hecho de comparar la vida de los personajes con las telenovelas, género muy popular en México.

Entre los aciertos se encuentra la incursión de actores mexicanos en esta producción estadounidense, como lo es Mariana Treviño, Cecilia Suárez, Fernando Luján y Jesús Ochoa, quienes son por demás talentosos y lo demuestran en cada momento.

Me parece loable que Eugenio Derbez esté triunfando en el cine mundial, eso siempre será motivo de alegría por un mexicano, pese a que las historias y las producciones en que participa no son de un aporte de peso al arte cinematográfico.

De hecho "¡Hombre al agua!" contiene algunas secuencias que se antojan a modo de "reivindicación" al pueblo mexicano o latino, y aunque son diálogos muy elaborados, cuentan con cierta chispa y encanto.

Anna Faris, quien se ha consolidado en la comedia norteamericana, se desenvuelve muy bien en la película, aunque no realiza un papel que la rete a hacer algo diferente a lo que nos ha acostumbrado.

Es en resumen una cinta para pasar un rato agradable, que se puede ver en la sala de cine o esperar a que aparezca en otras plataformas. 

Entretenida, graciosa, con buenas intenciones, que brinda buenos momentos, pero llena de estereotipos, abuso del sentimentalismo fácil y situaciones comunes que no aportan nada nuevo.

Espero sus comentarios en @Roberto_INFO7 y www.facebook.com/RobUriel.


Otras editoriales