Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

De ovnis invisibles y cosas peores

Jueves 04 de Junio 2009

Belduque

Me parece que la investigación del fenómeno ovni, o ufología, sigue en cierto estancamiento, el cual se debe a la falta de racionalidad y objetividad por parte de varios "investigadores" o autonombrados "ufólogos" que gustan de mantenerse estancados en un bache informativo simplemente por comodidad (pereza) y causar expectación.

Uno de esos grandes baches que siguen estorbando al avance adecuado de la investigación del fenómeno ovni, es el fenómeno de los denominados ovnis invisibles o fortuitos, que ha sido sobrevalorado por varios supuestos investigadores; y digo supuestos investigadores porque por sus acciones poco serias y objetivas no demuestran serlo. Este fenómeno es muy distinto al de un autentico avistamiento, pues en este los testigos pueden ver al objeto, y según su punto de vista, calificarlo como un ovni y otra cosa, pero a final de cuentas pueden verlo, y en algunos casos fotografiarlo o videograbarlo, mientras que a los ovnis "invisibles" solo se los topan después de haber revisado la imagen captada.

Esto no le quita veracidad al hecho de que algo pasó por ahí, lo que le quita veracidad es que se califica precipitadamente como un "ovni invisible" cuando ni siquiera se han tomado la molestia de analizar a profundidad la imagen. Por medio de la adecuada y correcta investigación se ha descubierto que estos ovnis fortuitos (99% de ellos) tan solo se trata de cosas tan simples como aves e insectos captados en la imagen a la hora de tomarla, nada fuera de lo normal. Por lo que se ve quieren ignorar que el lente de la cámara funciona igual que el ojo humano, solo captan lo que refleje la luz, y nada más, a menos que la cámara tenga algún aditamento especial es como podría captar otras cosas. Pero a final de cuentas se trata de objetos físicos de nuestro mundo que pueden ser estudiados de manera científica como todo fenómeno físico, y así desmitificarlos adecuadamente, como debe de ser.

Lo que sí es fuera de lo normal es que se quiera decir que se trata de entidades interdimensionales o multidimensionales, "hermanos mayores", y cosas similares cuando solo se trata de un simple error al tomar la fotografía o el video. Son más normales de lo que parece, al grado de que hay fotografías de principios del siglo pasado en donde aparecen puntos o manchas en el cielo que algunos interpretan como ovnis sin siquiera haberlas analizado o investigado de manera objetiva. Si cuando menos se tomaran la molestia de hacerlo se evitarían la pena de les desenmascaren el truco.

Como el truco del contacto con los supuestos "hermanos mayores" que de "mayores" parece que no tienen nada, pues sus mensajes de evolución y desarrollo de la consciencia y del espíritu son más carentes de contenido como una bolsa de aire. Estas falsas astronaves que según sus promotores vibran a distinta frecuencia que nosotros, y que dicen tener orígenes tan variados como a los "canalizadores" de mensajes de peyadianos, arcturianos y cuanta nacionalidad extraterrestre se les ocurra, o al menos esto es lo que indican las evidencias.

En el caso de los presuntos contactados, hay muy pocos, pero muy pocos, que a pesar de haber vivido esa aparente experiencia pueden dedicarse a investigar el tema con objetividad, pues en general son consideradas como experiencias emocionalmente fuertes y en algunos casos dejan cierta marca psicológica en quienes la viven, ya sea de manera positiva o negativa. Pero en la gran mayoría de los casos, estas personas que se dicen contactados, pierden toda objetividad y racionalidad en este campo y creen tener toda la razón en cuanto afirman sin importarles nada ni nadie. Algunos se hacen fanáticos de si mismos, y de sus supuestos mensajes que, dicen, recibir, o al menos eso es lo que aparentan.

Si de ondas fuera de este mundo hablamos, no podemos dejar de lado a los crop circles, círculos de las cosechas o agroramas, que hasta la fecha siguen siendo, desgraciadamente, uno de los mayores fraudes dentro del terreno ufológico, pues se ha demostrado ampliamente que en casi todos los casos, se trata de efectos naturales del medio ambiente sobre las plantas, o simplemente, esas exóticas figuras han sido creadas por artistas humanos que solo buscan llamar la atención con sus obras, algunas hechas por simple deseo y otras veces bajo pedido de algunos supuestos "investigadores" o "ufólogos".

El mercado de los círculos de las cosechas es primordialmente lo turístico, pues hasta algunos rentan sus avionetas y helicópteros para pasear sobre estas figuras que año tras año son la cautivación de los fanáticos de los ovnis, o más bien, de los "extraterrestres", quienes compran sus posters o "videos documentales" sobre sus apariciones. No digo que sea malo vender y comprar estos productos, lo malo es engañar a las personas diciéndoles que se trata de obras de extraterrestres.

Pero si de cosas peores hablamos, habría que recordar a aquellos que nos quieren meter en la cabeza, sutilmente a la fuerza, la idea de que hay conspiraciones a favor y en contra del tema de los extraterrestres, y que hasta con las películas "alguien" nos quiere preparar para ese encuentro inesperado con otra civilización. Se ve que el "hablar por hablar" es un arte que dominan los fanáticos de las conspiraciones, pues aunque todo indique todo lo contrario, ellos seguirán con su mismo estribillo.

Pero lo peor del caso es que todos ellos, solo quieren hablar y que todos les escuchen pero no toleran que otros opinen lo contrario o cuestionen lo que ellos expongan. Eso pareciera ser parte de una estrategia, bien establecida, para impedir descubrir la verdad tras de todos sus argumentos de dudosa veracidad. Pues censuran y atacan todo intento de ejercer la libertad de información, que siempre debemos de ejercer en este campo, pues si no se cuestiona a esas "autoridades con gran experiencia en el tema" nunca podrán darse cuenta que están cometiendo un considerable número de errores, aunque algunos de esos errores pareciera que lo hacen voluntariamente para engañar las personas novatas en estos temas.

Otro problema dentro del mundo de los ovnis es el clásico negacionista ufomano (de ufomanía) que quiere atacar todos los comentarios que desmitifiquen su fantasía por la simple y única razón de que le han incomodado, o sea, no le gustaron, aunque no tenga auténticos argumentos racionales para debatirlos. Que a final de cuentas es lo de menos, pues hay que recordar que estas personas padecen de personalidad mitómana, egocéntrica y ególatra, además frecuentemente padecen problemas de autoestima, pues mienten para sentirse a gusto con su realidad alternativa, a pesar de que saben que no es la autentica realidad.

Es común que se escuden en el argumento de otros "no debe de hablar de un tema que no conocen, ni creen en él". Pero la realidad es distinta a como ellos la ven, pues sí se conoce bastante del tema, pues hay mucha información y casos que se han investigado a profundidad, desmitificandolos correctamente para que puedan ser tomados como información confiable por todo mundo, lejos de elites o mafias ufofílicas. Además, se se es objetivo y realista, no se necesita creer en algo para estudiarlo o investigarlo, pues las evidencias y las pruebas nos llevarán por el camino correcto para poder saber a ciencia cierta sobre tal o cual fenómeno, más allá de que si se crea o no en él.

Hay que ponerle menos emoción y más raciocinio a estos temas, pues por eso algunos lo siguen considerando como tema de ficción, pero es por culpa de los fanáticos que les gusta seguir en lo mismo y no avanzar en el camino para encontrar las respuestas a estos misterios.

Que tengan buen día.

srbelduque@gmail.com

Otras editoriales