Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

Cuatro años buscando la verdad

Jueves 29 de Octubre 2009

Belduque

Me parece que, no hace mucho tiempo, cuando un servidor comenzó a interesarse en este extraño y controvertido mundo del misterio, cuando todavía había cosas que en cierta medida me sorprendían por lo aparentemente insólito de los mismo fenómenos, pero que hoy en día ya no son sorpresa, pues hoy se sabe que tienen sencillas explicaciones. Me parece que hemos avanzado por el buen camino.

Antes al ver las imágenes de ese fenómeno que es llamado orbes, algunos las considerábamos como un posible fenómeno fuera de lo normal, hoy sabemos a ciencia cierta que tan solo se trata de partículas de polvo, polen o gotas de rocío al frente del lente de la cámara al momento de tomar las fotografías, son solo un efecto visual. Antes los ovnis invisibles o fortuitos nos parecían un misterio, hoy sabemos a ciencia cierta que tan solo son imágenes borrosas de aves e insectos, cosas simples que no son nada extraordinarias. Esto es el resultado de la autentica investigación.

Existen algunas personas que siguen conformándose con creer en ovnis y creer en extraterrestres, decir que, según ellos, son contactados, y hacérselo creer a otros. Hoy en día, afortunadamente, cada día son menos las personas interesadas en creer en ovnis, extraterrestres y temas similares. Hoy lo que le interesa a las personas es saber de estos temas de manera objetiva y certera, saber a ciencia cierta que ocurre en ese mundo del misterio tan vejado y corrompido por algunos.

Hace cuatro años, gracias a los resultados de la investigación seria y objetiva de muchos investigadores, un servidor logró obtener uno de sus frutos en los medios. Fue el surgimiento de la sección Archivo Insólito, la primera sección periodística dedicada de manera seria y objetiva al mundo del misterio dentro de un noticiero formal en la televisión nacional. Algunos llegaron a pensar que no era posible mantenerse imparcial y neutral dentro de este mundillo rodeado de tanta charlatanería y supersticiones; pero hoy, a cuatro años de haber iniciado formalmente este proyecto, podemos demostrar y poner la cara en alto, pues corroboramos que el periodismo de misterio no esta peleado con la seriedad y la veracidad, sino que son sus mejores aliados.

No lo niego, me han enseñado mucho, grandes investigadores, científicos, estudiosos y especialistas con los cuales ahora comparto una agradable amistad. Y aunque no tengamos una forma muy similar de pensamiento, la mentalidad abierta y el intercambio de las ideas, la verificación de lo sustentable de los argumentos, nos ha hecho aprender mucho más, y sobre todo nos ha enseñado a colaborar más entre todos. Pero me demostraron una cosa, por encima de todo, la mejor forma de investigar en este campo del misterio, es apegándose a las evidencias y a las pruebas sustentables y corroborables, alejándose de especulaciones y creencias que no tienen nada que ver con la realidad.

No olvido los primeros ataques de los supuestos “escépticos” que no eran más que simples personas ociosas de mente cerrada con ganas de molestar. Que sorpresa se llevaron al darse cuenta que un servidor sí es escéptico realmente, pero de postura propositiva y proactiva. Posteriormente, llegaron las criticas de los fanáticos de los misterios, entre ellos varios pseudo-ufólogos y supuestos “parapsicólogos”, que con su negacionismo y un sin fin de argumentos basados en sus fantasías irracionales e irreales intentaron, infructuosamente, descalificar el trabajo que ahí se brindaba a todo público.

Los “amos y señores” de la ufología, y del misterio, se sintieron ofendidos al ver que se les hablaba con la verdad de frente, y peor aún para ellos, se les cuestionaba abiertamente sus posturas y expresiones. Esto marcó pauta en este campo, pues mientras algunos solo se la pasaban proclamando su “libertad de expresión” para decir cuanta cosa le venía a la mente, nunca se preocuparon por la libertad de información de todos, ese derecho a cuestionarles todo eso que ellos publican y dicen por simple antojo de ellos.

En esta sección tenemos el orgullo de haber informado cuando un presunto ovni, no es en realidad un ovni, y de cuando una presunta “bruja” no era en realidad una bruja, de cuando un supuesto fantasma, no es ningún fantasma. No nos duele decir la verdad, no nos da miedo, es nuestro deber y responsabilidad, y así se hace sin dudarlo. Se invita a pensar, a saber, no a limitarse solo a creer.

En estos cuatro años de trabajo reiteramos que este campo de estudio no es para tener fe o tener creencias sobre algo, esto no tiene nada que ver con estos temas; esto es para saber y estar seguros a ciencia cierta de las cosas que se investigan. Las suposiciones y especulaciones sin base real no tienen lugar aquí, deben de ser dejadas atrás, cuando los autonombrados “investigadores” se vanagloriaban de sus grandes colecciones de imágenes y testimonios, que en realidad no significaban nada, más de que tienen demasiado tiempo libre para amontonar objetos y cosas sin analizarlos.

Demostramos que los supuestos investigadores que presumen tener muchos años de experiencia carecen de los conocimientos que deberían de corresponder con sus años laborando en ese oficio de investigar. Algo que causó mucho ardor en varios. Y confirmamos que la ciencia no esta peleada con los temas de misterio, y que esta es una gran herramienta para su adecuada investigación y así buscarles una solución.

Pero sobre todo, reafirmamos el hecho de que en este campo sí hay seriedad, formalidad y apego a la verdad, y que lo mejor forma de abordarlos es siendo analítico e inquisitivo a la hora de indagar. Hay tanto que un servidor ha aprendido, y tanto que me falta por aprender, pero gracias a su apoyo, sus criticas que me ayudan a pulir y mejorar y trabajo, espero poder brindándoles mi trabajo que lo doy con gran alegría y compromiso de servir.

No lo puedo negar, los comentarios adversos de los enemigos de la seriedad y objetividad en este campo, nos permiten comprobar que un servidor va por el camino correcto. Aun que no deja de ser triste ver que toda se dan estos casos de defensores de las mentiras.

Ya para terminar, no me puedo despedir, de momento, sin antes agradecer enormemente a todos aquellos que me brindaron su ayuda y su apoyo, a pesar de no ser una de las dudosamente afamadas “autoridades del misterio”; mil gracias a todos los que compartieron sus opiniones y comentarios con el afán de que aprendiera cosas nuevas y corrigiera algunos errores; mil gracias a todas esas personas de todos los países que ven mis trabajos a pesar de ser de lenguas distintas; y mil gracias a ti que me permites unos minutos de tu vida para compartirte mi pensar sobre estos temas.

Hoy cumplimos cuatro años de servir, de informar, de decir la verdad, de mostrar los hechos tal cual son, de seguir aportando a la información y desmitificar misterio, de hacer pensar y analizar todo esto que esta en el campo de la duda. Cuatro años de invitar a las personas a ser inquisitivos por naturaleza, y a crecer y seguir avanzando juntos.

Estoy para servirles. Seguimos en contacto.

Que todos tengan muy buen día.

Muchas gracias a todos.

Atentamente:

Belduque

srbelduque@gmail.com

Otras editoriales