Te encuentras en:
>
Belduque
Misterio

Astros y ovnis

Lunes 15 de Febrero 2010

Belduque

Desde hace muchos años viene ocurriendo el curioso fenómeno de confundir algunos fenómenos astronómicos con supuestos ovnis, esto sin contar los numerosos avistamientos de satélites y naves espaciales que, para los fanáticos de la ufología, tienen la apariencia de naves extraterrestres, e incluso algunos modernos aviones de combate y misiles balísticos, al verlos surcar los cielos, para ellos son “pruebas” de esa presencia extraterrestre en nuestro planeta.

Pero quien quiera vivir engañado, si es su voluntad, que siga así, pero que no engañe a los demás. Aún , hoy en día se siguen reportando ovnis, que no son más que el brillo del planeta Venus, o el paso de la Estación Espacial Intermacional (ISS), los verdaderos investigadores de la ufología lo saben bien, y no hacen mayor caso a esos reportes pues son una perdida de tiempo. Pero estos casos son la comidilla de las reuniones y “conferencias” de pseudo-ufólogos.

Como ya hemos mencionado antes, si un fenómeno es real, por más extraño e insólito que sea, tiene que tener una explicación lógica y racional. De hecho, ahí radica su correcto conocimiento y asimilación del mismo para evitar mal interpretaciones. Por eso es tan importante la completa desmitificación de los mitos y misterios relacionados con todo este tipo de temas. Para ejemplo un botón.

Desde hace años se comenta en la red el supuesto caso de “la fotografía más antigua de un ovni”, la cual es un hecho que ocurrió el 12 de Agosto de 1883 a las 8:00am, y que fue captada por el astrónomo mexicano José Bonilla, quien era director del Observatorio de Zacatecas. En aquella ocasión el señor Bonilla se encontraba realizando observaciones al Sol ya que estaba estudiando el astro rey.

En ese día y parte del siguiente, logró registrar el avistamiento de 447 objetos que cruzaron el espacio en linea recta entre la Tierra y el Sol, a menos de 300,000 kilómetros de nuestro planeta,una distancia menor a la que hay entre la Luna y el globo terráqueo.

El caso, en su momento, no fue muy celebrado aquí en México por los científicos, pero se ganó su espacio en una prestigiada revista francesa especializada en temas de ciencia y astronomía. Este caso es más que celebrado por los seguidores de los ovnis, asiduos a los casos antiguos y, supuestamente, “sin resolver”. El hecho en si es interesante, y tiene una explicación sencilla muy alejada de los ovnis o entidades extraterrestres que algunos han querido relacionar con el caso.

De buenas a primeras pensamos que se trataba de algún tipo de asteroides surcando el espacio, como los millones que andan por ahí flotando en la inmensidad del espacio. Pero preferimos preguntar a un experto en estos temas, y acudimos a José Jaime Herrera, Promotor de la Agencia Espacial Mexicana (AEXA), quien ante la pregunta ¿son acaso ovnis lo que vio este científico mexicano? Amablemente nos contestó que no, y nos dio una completa explicación.

“La Tierra en su trayecto mientras orbita al Sol siempre tiende a cruzar en un sinnúmero de órbitas de cometas, que por lo general están llenos de polvo y pequeñas rocas desechados por estos cuerpos fríos celestes en sus largos viajes hacia adentro y hacia afuera del Sistema Solar”, nos comentó el promotor de la Agencia Espacial Mexicana”.

“Por lo general cuando un cometa regresa nuevamente cruzando las zonas internas del Sistema Solar para orbitar al Sol, siempre va dejando nuevos despojos como piedras, rocas, polvo, incluso hasta vapor de agua y gases ionizados. En pocas palabras los Cometas van dejando rastro de su paso por el espacio”, nos explicó José Jaime Herrera.

Como ya anteriormente él mismo nos había dicho, “todo lo que hay en el cielo y el espacio tiene una explicación científica”. Y así es, la observación de un asteroide o cometa, que no es más que un fenómeno astronómico, vuelve a ser malinterpretado por los fanáticos de la ufología como signos de algo que ellos desean creer, pero que ellos mismos ignoran.

Se tiene un sinnúmero de registros en la antigüedad de observaciones de extraños fenómenos en el cielo, pero son simples fenómenos aeroespaciales que, en aquellas épocas, no tenían explicación, pero hoy sí las tienen. Muy posiblemente, en unos cuantos años más, los ovnis dejarán de ser más que un fenómeno extraño para ser parte del amplio saber humano.

srbelduque@gmail.com

Otras editoriales