Te encuentras en:
>
Primer Plano
Cultura

Advertencia en taquilla

Miércoles 27 de Septiembre 2017

Roberto Uriel

Pocas veces sucede esto: una película difícil de clasificar en algún género. Esto pasa con “Madre!”, la más reciente cinta de Darren Aronofsky. Aunque se vendió como cinta de terror en los cines comerciales, la verdad es que tiene pocos elementos de una cinta de este género. Posee más detalles de surrealismo, de drama y de fantasía, por mencionar algunos.

Quienes vayan al cine a ver la nueva entrega del director de “El Cisne negro” y “Réquiem por un sueño” con intenciones de entretenimiento se llevarán una decepción. 

Es una cinta totalmente artística. Auténtico cine de autor, hecho en Hollywood. Y es bueno que en la llamada meca del cine se permita que sus principales directores se les de la libertad de echar rienda suelta a su talento. Y “Madre!” es el mejor ejemplo de ello.

Debería haber una advertencia en taquilla, para que al momento de que el público llegue con intención de ver una película de terror para entretenerse sepan que van a ver algo totalmente diferente. 

Van a ver un largometraje que, si están dispuestos y concentrados, los pondrá a pensar un poco. Y a la vez, los cansará, hay que decirlo.

Y es que Aronofsky se arriesgó demasiado en crear una cinta de alto calibre artístico, una cinta para la posteridad. Y ató demasiados temas en una trama que da varias vueltas para volver al principio. Sin sonar a spoiler, hay que decir que toda la película es una gran alegoría. Cada quien sabrá con qué tema o concepto la relaciona. De ahí que se pide que el público vaya dispuesto, advertido, y con amplio criterio, ya que el tono de la película va de menos a más, para finalizar con escenas por demás perturbadoras.

Por lo demás, en cuestiones técnicas es una cinta de muy buena manufactura, un gran montaje y buenos efectos especiales. La fotografía de Matthew Libatique es punto y aparte. Los primerísimos planos nos introducen al sentir del personaje de Jennifer Lawrence. Hace que el público conecte con ella desde el primer momento y muestra todo lo que ella va viendo, descubriendo. Y cabe destacar que su actuación es sólida y potente, vaya, la película es completamente ella.

El guión es uno de sus mejores puntos, con duelos de diálogos entre los personajes, principalmente entre la Lawrence y Michelle Pfeiffer. Javier Bardem también hace un gran trabajo actoral, mientras que, pese a su gran calibre, Ed Harris luce desangelado.

En general, se trata de toda una experiencia cinematográfica que vale la pena conocer. Una cinta que dividirá al público entre quienes la amarán y quienes definitivamente la odiarán.

Otras miradas

Recientemente se dio a conocer que el documental “Tempestad” de la cineasta Tatiana Huezo es la apuesta de México para el Oscar y los Goya. El filme se estrenará en territorio norteamericano en octubre, y esto es una excelente noticia para el cine de México.

Sin embargo, creo que al ir como representante de México en la carrera por estos premios, en especial por el Óscar, las posibilidades podrían apuntar a la terna de mejor documental, aunque será todo un reto para la cinta de Huezo. La sorpresa podría darse al ser nominada a mejor película en lengua extranjera, esperemos que así sea.

Si bien es cierto que “Tempestad” tiene mucha alma, potencia visual e impecable narración, es una película de denuncia social, al mostrar dos historias, una mujer que estuvo en una cárcel dominada por un cártel de narcotraficantes y otra cuya hija ha desaparecido, y este es un tema ya muy explotado en distintas plataformas artísticas en nuestro país.

Los comentarios son bienvenidos en @Roberto_INFO7 en Twitter y /RobUriel en Facebook.


Otras editoriales